Domingo, 20 de abril de 2014
Colaboraciones Profesionales
Ayuda al bienestar físico y emocional del paciente.

Reiki, un complemento perfecto en los cuidados de enfermería

Reiki, un complemento perfecto en los cuidados de enfermería
Dr. Mikao Usui, padre de la técnica Reiki
Reiki es una forma de tacto terapéutico consistente en la canalización de Energía a través de las manos del terapeuta. Es una aportación maravillosa para la ayuda del bienestar físico y emocional sobre todo de aquellas personas que pasan por momentos cruciales de su vida en los que padecen una situación de enfermedad y por consiguiente un momento de gran desequilibrio energético.
AutorJuan Diego Díaz Valero; Mª Carmen González de Rivas; Miguel Ángel Gutiérrez Delgado. / Actualizado 9 agosto 2012
Reiki no requiere tecnología y muchos de sus practicantes ofrecen sus servicios gratuitamente. Como resultado, Reiki es una buena manera de mejorar el cuidado de los pacientes mientras se reducen gastos.
No es un sustitutivo de la medicina, debe usarse como complemento de la misma. Permite una acción sinérgica al combinarse con procedimientos terapéuticos médicos, farmacológicos, quirúrgicos y cuidados de enfermería convencionales.
                      
 
HISTORIA DEL REIKI
Reiki 霊気 del japonés reiki (poder espiritual, atmósfera misteriosa) trata de lograr la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de las manos del maestro, canalizando cierta supuesta "energía vital universal".
 
El Reiki fue descubierto y distribuido por el Dr. Mikao Usui en el S. XIX. Es un término que proviene del japonés, se compone de dos palabras: rei que significa universal y ki que significa fuerza vital.
Hacia el 1870, en Japón, durante la era Meiji, el doctor Mikao Usui era decano de una universidad de Kyoto y ante la pregunta de un alumno suyo, Usui no pudo hallar una respuesta, por lo que presento su dimisión y tomo la decisión de elucidar el misterio de dicha pregunta. ¿Como Jesús podía sanar?

Así que comenzó hablando con los maestros y sacerdotes budistas, preguntándoles si sabían cómo se curaba la enfermedad, al parecer dicha facultad de curar o era una técnica budista secreta guardada por unos pocos grupos espirituales o se había perdido por falta de uso. Esto le llevo a viajar por todo Japón, estudiando en los templos budistas y haciendo preguntas sobre la curación. En los sutras indios, escritos en sánscrito, descubrió una fórmula para contactar con una fuerza superior que podría conocer el sistema de la curación.

El conocer la fórmula no le daba la facultad o el conocimiento para curar, así que decidió seguir las indicaciones de dicha fórmula. Para ello viajó a la montaña sagrada de Kori-yama donde ayunó, meditó y siguió las indicaciones de la fórmula durante 21 días.

El vigésimo primer día y sin haber recibido la fuerza curativa justo antes de amanecer se puso de pie. Mientras miraba el horizonte preguntándose que haría a continuación, vio un punto de luz que se acercaba. Cuando la tuvo enfrente se dio cuenta que ésta tenía conciencia y que se estaba comunicando con él, le previno que esta luz era muy poderosa y que si deseaba recibirla el impacto podría matarlo. Lo acepto. El rayo impacto contra su frente y lo dejó inconsciente. Al salir de su cuerpo físico se le mostraron unas preciosas esferas de luz rellenas de colores. En el interior de estas había símbolos. Cada vez que contemplaba un símbolo recibía una sintonía con ese símbolo y el conocimiento de su uso.
De esta forma fue iniciado en el uso de la fuerza curativa del Reiki.
 
INTRODUCCIÓN
Todos los seres vivos tenemos Energía Vital (KI), conocidos por muchos como la propia energía que nos permite sostener la vida, y es una facultad innata poder transmitirla o dirigirla a uno mismo o a los demás. La mejor evidencia es cuando uno se golpea, existe un reflejo innato de llevar las manos a la zona adolorida, a veces no para darle masaje, sino simplemente para dejarlas allí, o algunas veces soplar sobre la parte adolorida, quién sabe para qué. De igual forma cuando un niño se golpea, sus padres o quien este con el, tiene un primer impulso de poner las manos en la parte dolorida, y todos conocemos el "sana sana colita de rana, si no sana hoy ...:"
Este acto intuitivo es el principio que se mantiene en la práctica del REIKI, con una sola diferencia importante. Cuando no se está "entrenado" en Reiki, la energía que enfocamos, sobre nosotros mismo o sobre los otros es nuestra propia energía vital (KI), pero cuando practicamos Reiki, nos facultamos para redirigir (ser canales - canalizar-) la Energía Vital UNIVERSAL (REIKI).

Manos que curan

Es un sistema de "manos que curan" donde el profesional de Reiki recibe la energía universal de vida y luego de pasar a través de él, pasa a través de la persona sobre la que se está trabajando.
El Reiki une cuerpo, mente y espíritu y es extraordinario porque trabaja para "tu gran bienestar". Esto significa, que la energía positiva que recibes te puede ayudar en todas las áreas de tu vida: salud, emocional, negocios, relaciones humanas, y más.
REIKI no puede ser confundido con espiritismo u ocultismo. No se trata de invocar fantasmas ó espíritus. El reikista tampoco usa la hipnosis o cualquier otra forma de técnica Psicológica
El Reiki se basa en el conocimiento, entendimiento y práctica de cinco principios básicos:
 

TÉCNICA
El Reiki está reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde
1995 como Terapia Complementaria.
 
Consiste en una terapia no invasiva que canaliza la energía que nos rodea hacia el desbloqueo de los chakras, favoreciendo el estado de equilibrio en el paciente. Se entiende que, en estado de salud, la energía fluye libremente y en estado de enfermedad, el flujo está obstruido.

Los vedas utilizaron el término chakras para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete principales, los cuales, se asocian con alguna de las glándulas endocrinas. 
 
El practicante de reiki es entrenado para servir como canal y aplicar esta Energía a través de las manos. Es una terapia fácil de aprender y que puede ser aplicada por cualquier persona. Es aconsejable realizarla en un lugar tranquilo y en posición relajada. No es necesario quitarse la ropa, puesto que la Energía fluye a través de los materiales, incluso del yeso.
 
Cuando se diagnostica una enfermedad cuyo tratamiento va a requerir un ingreso hospitalario el paciente y familiares pueden experimentar diversas alteraciones emocionales como son la ansiedad, el estrés, la depresión.
El objetivo es detectarlo y tratarlo adecuadamente, atendiendo tanto las necesidades físicas como psicológicas.
 
Durante el tratamiento pueden experimentarse diferentes sensaciones como frío, calor, cosquillas, relajación, ligereza Hay personas que incluso llegan a quedarse dormidas.
No es necesario estar enfermo o tener algún tipo de problema para recibir Reiki. También se puede aplicar sobre objetos o a distancia.
 
Una sesión de reiki suele durar 45 minutos. El paciente acostado en un ambiente tranquilo mientras el maestro posa sus manos en distintas zonas de su cuerpo. Hay doce posiciones, se empieza por la cabeza y se termina con las plantas de los pies, reequilibrando todos los centros de energía.
 
Un reikista:
- Nunca emitirá diagnósticos ni opiniones sobre enfermedades o tratamientos.
- No interferirá con los protocolos ni procedimientos habituales de un hospital o de la medicina convencional. 
 




BENEFICIOS DEL REIKI EN LOS CUIDADOS ENFERMEROS
Durante estos últimos años ha aumentado la popularidad del Reiki como terapia complementaria a los cuidados de Enfermería, y diferentes estudios han demostrado que pueden provocar beneficios en la Salud como:
 
-Disminución del dolor
-Disminución de la ansiedad y del estrés
-Aumento de la paz y bienestar
-Disminución de los efectos secundarios farmacológicos como los producidos por la quimioterapia
-Acelera los procesos de cicatrización
-Mejora el sueño
-Elimina bloqueos emocionales profundos y facilita la expresión de emociones almacenadas.
-Mejora el sistema inmunológico
-Induce la relajación
 

 
El Reiki es una terapia no farmacológica y de bajo coste que nunca va a ser perjudicial para el estado del paciente, características por las cuales hay cada vez más profesionales de Enfermería interesados en su uso.
 
Sería conveniente aprovecharnos de estas terapias que aportan beneficios al paciente y una disminución del gasto farmacológico sin coste alguno. Los hospitales están viviendo cambios importantes. Necesitan disminuir gastos pero, al mismo tiempo, mejorar el cuidado de los pacientes, motivo por el cual, el Reiki es la terapia complementaria de elección.
 
El gobierno de los EEUU gastó más de 100 millones de dolares en el 2005 en la investigación de terapias complementarias, incluyendo Reiki.
 
Actualmente en España se está usando el reiki como terapia complementaria en los siguientes hospitales:
 
 EFECTOS EN LA SALUD
Los efectos generalmente producen una armonización multidímensional en las distintas esferas del ser humano, transformándolo y desarrollándolo interiormente:
CONCLUSION
El reiki permite liberar tensiones, bloqueos y problemas físicos, mentales, emocionales, sentimentales y espirituales.
Es una terapia sencilla, que apenas tiene costes y que se puede utilizar en cualquier servicio hospitalario.
No tiene efectos secundarios, contraindicaciones ni depende de las creencias personales.
Como profesionales de enfermería, creemos en la importancia de agotar todas las vías posibles para procurar a los pacientes una mejor calidad de vida y con los menores efectos adversos, ayudándonos de una técnica siempre complementaria a la medicina tradicional y nunca sustitutiva a la misma para evitar el recelo del personal sanitario que teme una intrusión en su trabajo.
 
Terapias como el Reiki pueden ser utilizadas por la familia y por el propio paciente como complemento de sus cuidados tras unas pautas muy sencillas, implicándoles, y haciéndoles sentirse útiles.
 

BIBLIOGRAFÍA