Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21 de agosto de 2014
  Buscar
  Portada
Colaboraciones Profesionales

Prevención de caídas en el anciano

Prevención de caídas en el anciano
Las caídas constituyen uno de los síndromes geriátricos más importantes por su alta incidencia, y por tanto, donde más rentable resultaran las diferentes estrategias preventivas.


Actualizado 3 mayo 2012
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter

Introducción
Las caídas provocan lesiones importantes y fracturas que en pacientes de avanzada edad conlleva una larga y difícil rehabilitación, pudiendo llegar a ser en ocasiones fatales; además dan lugar, por leve que sean, a problemas físicos o psicológicos, pérdida de la movilidad y para las personas ancianas, esto es tan precioso como la vida misma.
Por otro lado se sabe que los antecedentes de las caídas están asociados a la repetición de las mismas, por lo que son considerados un criterio de inclusión en programas específicos de prevención, cuyo objetivo es el aumento de la expectativa de vida activa o libre de incapacidad.

Concepto de caída
La caída se define como una precipitación al suelo, repentina, involuntaria e insospechada, con o sin lesión secundaria, confirmada por el paciente o por testigo.Las causas de las caídas son múltiples y, por su elevada frecuencia y sus complicaciones, constituyen un importante problema de salud.La caída de un anciano no es un hecho impredecible o inevitable, debido al azar o al envejecimiento. En la mayoría de los casos se trata de una inadaptación entre el anciano y su entorno.

Factores que intervien

- Factores propios de la persona
Factores fisiológicos del envejecimiento

  • Problemas en la estabilidad postural
  • Alteración de los reflejos posturales
  • Inseguridad al andar
  • Disminución del control muscular
  • Deformaciones de los pies
- Enfermedades que favorecen las caídas 
  • Neurológicas
  • Cardiovasculares
  • músculo-esqueléticas
  1. Otras causas ( intoxicaciones, hipoglucemia, hipotension..) 
  2. Fármacos que favorecen las caídas
  • Hipotensores
  • Hipnóticos
  • Antidepresivos
 
- Factores ambientales
. Barreras arquitectónicas en el hogar
  • Mobiliario inadecuado
  • Ducha o bañera sin barras
  • Escaleras sin barandillas, estantes elevados
  • Iluminación deficiente
  • Suelos resbaladizos..
 
- Costumbres peligrosas
  • Caminar descalzo
  • Usar pastillas de jabón
  • Subirse en sillas o taburetes..
 
- Barreras arquitectónicas en el entorno
  • Aceras estrechas
  • Pavimento defectuoso
  • Suelos resbaladizos
  • Ausencia de escaleras o rampas antideslizantes
  • Semáforos de breve duración.

Medidas preventivas
  • Visite a su médico si nota disminución visual o auditiva, mareos.         
  • Corregir los defectos visuales y auditivos mediante gafas y audífonos.
  • Procure una buena alimentación
  • No ingerir alcohol
  • Cuide el estado de sus pies.
  • Utilice zapatos de suela antideslizante, confortables y de tacón bajo.
  • Evite llevar zapatillas sueltas, andar descalzo o con calcetines.
  • Evite la automedicación y la polimedicación
  • Valore la utilización de un andador o bastón si tiene problemas de equilibrio o en el andar
  • Consulte y realice un plan de ejercicios que estimulen una mayor fuerza y coordinación corporal.
  • Cuide los aspectos de seguridad en su domicilio:
  • . Iluminación adecuada.
  • . Evitar felpudos o alfombras sueltos por la casa.
  • . Fijar los cables eléctricos a un rodapiés, y no han de estar en zona de paso por el suelo.
  • . Ponga barandillas en su cuarto de baño para uso de bañera, ducha o retrete.
  • . Evitar escaleras en mal estado, sin buena iluminación y sin pasamanos.
  • . Coloque tiras antideslizantes en las escaleras.
  • . Usar sillas y sillones con respaldos altos y robustos.
  • . Limpiar inmediatamente el suelo tras alguna humedad.
  • . Coloque artículos de primera necesidad, ropa e interruptores al alcance de la mano
  • . Si durante la noche se levanta con frecuencia, procure dejar alguna iluminación sobre todo en el servicio.

  • Consulte sobre los posibles efectos secundarios de los distintos fármacos
  • Vestir con comodidad, sin prendas demasiadas apretadas u holgadas que dificulten la movilidad.
  • Ante cualquier duda o aclaración, pregunte a su médico o enfermera en su centro de salud.

Grupos de riesgo
Dependiendo de los factores de riesgo de caída, como hemos dicho ( edad, historia de caídas previas, alteraciones de la estabilidad y/o marcha, y el numero de fármacos usados..)   se pueden dividir en tres grupos.
 
  • Alto riesgo: aquellas personas que reúnan varios de los factores anteriores, más de 75 años, y que posean patologías crónicas o permanezcan ingresados en hogares.
  • Riesgo intermedio: ancianos entre 70 y 80 años que se valen por si solos pero con un factor de riesgo específico.
  • Bajo riesgo: menor de 75 años, buena movilidad, no enfermos, pero que han podido tener alguna caida, generalmente por algún descuido.
Resumen
La incidencia de las caídas en la población anciana es mucho mayor que en el resto de la población. Los ancianos muchas veces lo aceptan como parte inevitable del envejecimiento y por ello con mucha frecuencia dejan de consultar al medico; por lo que se debe de forma activa pesquisar dentro de su población aquellos pacientes con riesgo de sufrir caídas y con ello evitar las consecuencias orgánicas y psicológicas que éstas acarrean. Para ello debe conocer las causas más frecuentes que las provocan y lo más importante, la prevención.
                             
Por ello las caídas suponen un importante problema tanto medico como social, dada la gran incidencia en esta edad. Provocan lesiones importantes y fracturas que conllevan una larga y difícil rehabilitación, pudiendo llegar a ser en ocasiones fatales, o por leves que sean factores físicos o psicológicos ( pérdida de movilidad )

 

Bibliografía
-          Parreño Rodríguez, Juan R. Rehabilitación en geriatria. Editores médicos, S.A. 1994.
 
-          P. Martínez Martín, O.Frach Ubía. Trastornos de la marcha. Formación continuada Sociedad Española de Neurología. 2002.
 
-          Burke M M, Walsh M B. Efermeria gereontológica. Cuidados integrales el adulto mayor. Madrid: Harcourt-Brace; 1998.
 
-          NANDA. Diagnósticos enfermeros de la NANDA. Definiciones y clasificación 1999-2000. 25 Aniversario Madrid: Harcourt; 1999.
 
-          Timiras P Bases fisiológicas del envejecimiento y Geriatría. Barcelona: Masson; 1997.



 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Colaboraciones Profesionales
Psoriasis, una enfermedad del sistema inmune que provoca el anormal crecimiento de las células de la epidermis
Narcolepsia: una patología neurológica que pasa desapercibida, y a menudo es infradiagnosticada
Beneficios de la Miel en la Cura de Heridas
Lactancia Materna
Cuidados de Enfermería a Pacientes con Catéter Hickman
Principios Básicos de la Acupuntura, 2ª parte
  Últimas Noticias
Cercanía y transparencia como objetivos

Trabajamos para hacer posible un colegio que se vea
El Área Integrada de Puertollano amplía su consulta de ostomías al Centro de Especialidades de Almadén

El Área Integrada de Puertollano amplía su consulta de ostomías al Centro de Especialidades de AlmadénSu función es la de mejorar la calidad de vida de los pacientes que tienen que llevar una bolsa para evacuar sus heces. Los profesionales de Enfermería ofrecen seguimiento y orientación desde el preoperatorio, ingreso, alta y posteriores revisiones.
Los "enfermos crónicos" no siempre son "viejos"…

…pero uno de nuestros objetivos es que "puedan llegar a serlo".



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS