Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
13 de diciembre de 2019
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas

Actuación de enfermería ante una transfusión de sangre y derivados

Actuación de enfermería ante una transfusión de sangre y derivados

Administrar correctamente una transfusión sanguínea requiere dosis considerables de habilidad y conocimiento, lo que exige estrictamente una serie de pasos correlativos para poder controlar, detectar y solucionar cualquier anomalía que pudiera producirse durante la transfusión.

Actualizado 31 octubre 2015
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
Introducción
La sangre y derivados se utilizan para restaurar el volumen sanguíneo, mejorar la hemoglobina o corregir niveles séricos de proteínas.
 
Administrar correctamente una transfusión sanguínea requiere dosis considerables de habilidad y conocimiento, lo que exige estrictamente una serie de pasos correlativos para poder controlar, detectar y solucionar cualquier anomalía que pudiera producirse durante la transfusión. Por todo ello, consideramos esencial disponer de una normativa de trabajo protocolizada para:
  • Evitar errores en la selección y administración de los productos.
  • Prevenir y controlar posibles complicaciones
  • Realización de la técnica de forma sistemática
  • Valoración del paciente durante la realización de la técnica
  • Registro de las incidencias en la historia de enfermería
Resumen
La transfusión sanguínea es una técnica básicamente de enfermería que requiere un conocimiento profundo de las bases fisiológicas y manejo meticuloso de la atención al paciente y la aplicación correcta de un protocolo, para fundamentalmente prevenir serias complicaciones que pueden presentarse.

Definición
Técnica que consiste en el traspaso por medio de inyección de concentrado de hematíes u otros derivados procedentes de un donante, para restaurar el volumen sanguíneo, mejorar la hemoglobina y la capacidad de transporte de oxigeno y otras sustancias o corregir los niveles séricos de proteínas.
 
Objetivos
  • Dar a conocer los procedimientos establecidos en el hospital a lo largo de todo el circuito  transfusional para minimizar en lo posible los riesgos y optimizar la seguridad transfusional.
  • Realizar la técnica de transfusión sanguínea de forma sistemática.
  • Prevenir complicaciones en los pacientes sometidos a transfusión sanguínea.
Método
Primer paso:
Antes de extraer una muestra de sangre hay que comprobar la identidad del paciente, así como conocer su historia clínica. Si durante una urgencia,  debe extraerse una muestra de un paciente no identificado, asegúrese de que la haya sido un número de identificación temporal. Después se enviara la muestra a laboratorio (perfectamente identificada) para determinar el grupo, Rh y pruebas cruzadas.

Segundo paso:
Identificar el producto. Confirmar el precinto de compatibilidad adherido a la bolsa de sangre y la información impresa para verificar que se corresponde.

Tercer paso:
Obtener la historia transfusional del paciente. Averiguando si ha sido sometido a transfusiones previas, si la historia es positiva, preguntándole como se sintió antes y después del procedimiento, si tuvo reacción adversa, etc.
Si es la primera vez que se le administra una transfusión, explicarle las características del procedimiento o síntomas subjetivos de la reacción adversa (cefaleas, escalofríos...)

Cuarto paso:
Material (siguiente apartado)

Quinto paso:
Valoración del comportamiento del paciente durante la técnica. Es preciso establecer el valor basal de sus signos vitales antes de iniciada y posteriormente cada media hora.

Sexto paso:
Iniciar la transfusión lentamente. A un máximo de 2 ml/minuto durante los primeros quince minutos, permaneciendo junto al paciente, y así pues poder vigilar posibles signos y síntomas típicos de reacción adversa e interrumpir de inmediato la transfusión.

Séptimo paso:
Mantener la velocidad de transfundir. Si no hay problemas en los primeros quince minutos, se aumentará la velocidad a la deseada.

Noveno paso:
No añadir aditivos al producto sanguíneo. Intentando siempre que pase solo y jamás perforar o inyectar aire a una bolsa o sistema, ya que podemos provocar una bacteriemia o embolia gaseosa.
 
Decimo paso:
Registros. Anotar y describir las características de la transfusión practicada (producto sanguíneo administrado, signos vitales antes y después, volumen total transfundido, tiempo de transfusión u respuesta del paciente)

Material
  • Para la extracción de la muestra: tubo de 5 ml EDTA de hemograma, pulsera transfusional y sistema de vacío o, jeringa y aguja.
  • Para la propia transfusión: aguja  o catéter de gran calibre (18 en recién nacidos y niños, y 14-16 en adultos), equipo simple de administración de sangre, equipo con filtro para micro agregados, equipo en Y, equipo de jeringa o goteo para componentes en la transfusión de plaquetas y  equipos de transfusión con bomba (cuando se necesite transfundir grandes cantidades de sangre de forma rápida)
Precauciones
Si el paciente presenta alguno de los siguientes síntomas: escalofríos, hipotermia, hipotensión, cefalea, urticaria, dolor lumbar, dolor torácico, sensación de calor, nauseas, vómitos o taquicardias, etc.  Los pasos a seguir:
  • Suspenda la transfusión y comience con goteo de solución salina para mantener permeable la vía venosa a fin de seguir teniendo acceso a la circulación.
  • Avisar al médico.
  • Vigilar signos vitales cada quince minutos o según lo indique el tipo y la gravedad de la reacción.
  • Vigilar signos vitales cada quince minutos o según lo indique el tipo y la gravedad de la reacción.
  • Administración de oxigeno, adrenalina etc.  según lo indique el tipo y la gravedad de la reacción.
  • Vigilar muy de cerca ingestión y excreción de líquidos y recoger la primera muestra de orina después de dicha reacción.
  • Comunicarlo al banco de sangre.
  • Registro de todas las incidencias.
Conclusión
La transfusión de sangre o hemoderivados, solo se indicara cuando se estime que los beneficios de uso, superan los riesgos.
 
En buena práctica, todo profesional que indique transfusiones debe de estar familiarizado con los distintos componentes que se disponen en el banco de sangre del hospital. Esto ha contribuido a que actualmente se logren grandes niveles de seguridad, aunque no dejan de presentar riesgos potenciales.
 
Bibliografía
  • Mosquera Ferreiro, E. Transfusión sanguínea. Trabajando con protocolos. Rev. Rol de Enfermería 1991; 158: 29-34
  • Fernández Serrano, MB; Arriba Tomás, MC. Compatibilidad de las transfusiones sanguíneas. Rev. Rol de Enfermería 1991; 157: 41-44
  • Kelton, JG; Heddle, Nm; Blajchaman, M. Transfusión sanguínea. Bases teóricas y aplicación clínica. Ed. Doyma 1988; 91-132


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Atención de enfermería ante la agresión sexual en adolescentes
Conocimientos de Enfermería en lactancia materna para la educación en salud de la mujer embarazada y el recién nacido
La incidencia de la diabetes en el riesgo cardiovascular
Factores desencadenantes del cese precoz de la lactancia materna
Tratamiento del dolor en oncología pediátrica
Actualización para la Enfermería en educación para la salud en la diabetes mellitus.
  Últimas Noticias
18 de diciembre, Asamblea general ordinaria

18 de diciembre, Asamblea general ordinariaEn cumplimiento del artículo 14, apdo. b) de los Estatutos del Colegio Oficial de Enfermería de Ciudad Real, se convoca a todos los colegiados a la Asamblea General Ordinaria que se celebrará el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 17,30 horas en primera convocatoria y 18,00 horas en segunda en el salón de actos de la Sede Colegial de Ciudad Real.
La dirección del complejo Pérez Mateos de Alicante presenta en Ciudad Real su amplia oferta de servicios

La dirección del complejo Pérez Mateos de Alicante presenta en Ciudad Real su amplia oferta de serviciosLa dirección del Complejo Residencial Doctor Pérez Mateos ubicado en San Juan Alicante se trasladó el pasado jueves, día 28 de noviembre, hasta el Colegio de Enfermeria de Ciudad Real para llevar a cabo un evento de presentación del viaje que han preparado para la primera semana de mayo de 2020 y al que pueden apuntarse colegiados y mutualistas de PSN con un precio excepcional.
Gema Granados: del corazón al papel, sin intermediarios

Gema Granados: del corazón al papel, sin intermediariosUn día sintió la necesidad imperiosa de abrir su alma de par en par y ventilar, soltar sus preocupaciones, sus miedos, todo lo que pesaba y no valía, y atesorar todo lo bueno: el amor, la alegría, la fuerza, el cariño, la gente de verdad. En un mundo de mentiras, de injusticias, de hacernos zancadillas, de miradas de rabillo de ojo y cuchicheos a la espalda, estamos necesitados de verdad. Gema Granados cuenta la suya a corazón abierto, a manos llenas...



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS