Sábado, 24 de octubre de 2020
Nuestra Historia
Nuestra Historia

Un practicante manchego fue condecorado en 1935 con la medalla de la legión de honor de Francia.

Un practicante manchego fue condecorado en 1935 con la medalla de la legión de honor de Francia.
Homenaje a Piñol

En 1935 el practicante Federico Piñol escribía sin duda, una de las páginas más bellas de nuestra historia profesional. Su actitud altruista ante una situación de compromiso vital le valió para ser premiado con la más alta condecoración de Francia. Setenta y siete años después recordamos su noble actuación a través de estas breves líneas
AutorRaúl Expósito González / Enfermero. Servicio de Anestesia y Reanimación del Hospital "Santa Bárbara" de Puertollano / Actualizado 21 febrero 2012

 

Natural de Santa Cruz de Tenerife, Piñol realizó los estudios de Practicante. Afincado en Ciudad Real, fue admitido como colegiado en la provincia por acuerdo de la directiva en la sesión de 10 de octubre de 1931. Con fecha de 28 de marzo de 1932 fue nombrado Practicante interino de la Beneficencia Municipal. El día 5 de febrero de 1934, el Ayuntamiento de Ciudad Real expidió a su favor el título de Practicante de entrada con un sueldo anual de 2000 pesetas tomando posesión cinco días más tarde. Hasta aquí todo parecía normal en la vida diaria de este practicante de la Casa de Socorro de Ciudad Real. Sin embargo, un desagradable suceso hizo que este menudo practicante pasara a los anales de nuestra profesión como un auténtico héroe, ejemplo de los valores que siempre ha representado la Enfermería.
            Corría el año 1934 cuando el súbdito francés, Georges Masataud, subjefe de la Oficina de Industria y Comercio de Rabat fue víctima de una inexplicable agresión mientras se hallaba de paso en España de regreso de sus vacaciones hacia el Protectorado francés de Marruecos. Los hechos acontecieron en la noche del día 24 de septiembre cuando el automóvil que conducía, y en el que además viajaban su esposa y un hijo de siete años por la carretera de Carrión a Almagro, fue asaltado por unos desconocidos que hicieron varios disparos, resultando Masataud herido en el brazo izquierdo, lo que le hizo perder la dirección de su auto cayendo por un terraplén. Un automóvil particular recogió los heridos, trasladándolos a la Casa de Socorro de Ciudad Real. Allí, los médicos observaron grandes destrozos en el brazo izquierdo de la víctima, ocasionados por tres disparos de pistola hechos a bocajarro, procediéndose a la amputación del miembro. A medianoche su estado se agravó, por lo que hubo necesidad de realizar una transfusión para lo que el practicante Federico Piñol prestó dos veces su sangre. A pesar de los esfuerzos, lamentablemente Georges Masataud falleció a las tres de la madrugada. Max Cassin, cónsul francés en Daimiel se personó en el benéfico establecimiento en unión de las autoridades locales, trasladando a su casa donde permanecieron varios días a la viuda e hijo hasta la repatriación del cadáver a Francia.
            Un año después, en 1935 tuvo lugar un acto en la Casa de Socorro de Ciudad Real a la que acudieron las principales autoridades de la provincia para ser testigos de la concesión al practicante Piñol de la medalla de la Legión de Honor de Francia que impuso el cónsul francés, señor Cassin, en nombre del Gobierno de su país como reconocimiento por los servicios prestados al finado Masataud.
El Ayuntamiento de Ciudad Real con motivo de tal distinción, ofreció como homenaje a Piñol un vermú en la Casa de Socorro al que asistieron entre otras personalidades, el Alcalde don Gaspar Sánchez, el Delegado de la Casa de Socorro don Julián Lucendo, el Decano de la Casa de Socorro don Bernardo Mulleras y el Presidente del Colegio de Practicantes de la provincia don Pablo Rodríguez.

 



Fuentes.
-          “ABC de Madrid”: XXX (1934), 9778, p. 36.
-          “ABC de Sevilla”: XXXI (1935), 1081, p. 17.
-          Archivo Municipal de Ciudad Real (AMCR), Libros-registro de empleados, caja 3625, Libro Registro de Personal Interino, f. 44r; Libro Registro de Títulos 1929-56.
-          Archivo del Colegio de Enfermería de Ciudad Real (ACECR), Actas de Sesiones del Colegio Provincial de Practicantes de Ciudad Real, Libro I, 10 de octubre de 1931, f. 44r.
-          “Blanco y Negro”: XLV (1935), 2305, p. 55.
-          “El Pueblo Manchego”: XXV (1935), 8102, p. 4.
-          “La Vanguardia”: LIII (1934), 22012, pp. 23 y 28; 22014, p. 23.