Sábado, 14 de diciembre de 2019
Publicaciones Científicas
Perdidas de conciencia de rápida recuperación.

Síndrome Vagal

Síndrome Vagal
La mayoría de la veces, los episodios van precedidos de pródomos como el bostezo, calor, debilidad, diaforesis, parestesias, malestar digestivo, disminución en la visión, palpitaciones, palidez, ansiedad, mareo, vértigo, oídos taponados, sensación de desmayo inminente, debilidad al caminar o respirar, etc.
AutorAna Belén León López, Nº Colegiado 3614. / Actualizado 25 septiembre 2013
EL SINDROME VAGAL
 
 
Se puede definir como la pérdida brusca y transitoria de conciencia asociada a la pérdida del tono postural y seguida de una rápida recuperación.

Es la forma más común de desmayo ya que son muchas las situaciones que estimulan al nervio vago la cual lleva a una reducción de la frecuencia cardiaca y una vasodilatación por el sistema parasimpático. Esto lleva a que llegue menos cantidad de sangre al cerebro lo que provoca el desmayo.

Etiologia:

Las causas podemos agruparla en 5 categorías:
 
Factores desencadenantes:

Serán aquellas que provocan un aumento de la actividad del parasimpático.
 
 
La mayoría de la veces van precedidos de pródomos como el bostezo, calor, debilidad, diaforesis, parestesias, malestar digestivo, disminución en la visión, palpitaciones, palidez, ansiedad, mareo, vértigo, oídos taponados, sensación de desmayo inminente, debilidad al caminar o respirar, etc.
 
Aunque no siempre aparecen pródomos y dan lugar a pérdida de conciencia brusca con riesgo de caída, este tipo de síncope es más frecuente en personas de edad avanzada.
 
El 75% de los sincopes son vagales y de todos el 70% se producen en menores de 65 años.
 
Es la enfermedad menos investigada en el mundo hispano siendo la recomendación médica más común la familiarización a ella sin medicación.

Síntomas del sincope:
La pérdida de conciencia suele durar muy poco y la recuperación total suele ser rápida.
 
Diagnóstico:

El diagnóstico del síndrome vagal puede ser uno de los desafíos más difíciles de un médico, este va a depender en gran medida de la buena descripción de los síntomas, eventos desencadenantes, etc.
 
Algunos de los exámenes para el diagnóstico son:
 

Tratamiento:

Medidas generales: el médico explicará al paciente el origen de su problema indicándole que debe hacer para evitar los factores desencadenante. Y aquellos pacientes que presentan pródomos deben de obtener una posición de decúbito que aumente el retorno venoso.

Medidas inmediatas para prevenir el sincope Vagal:

En el momento que se sientan que los síntomas están apareciendo:
 
Que debemos hacer ante un sincope Vagal ya instaurado:
 



BIBLIOGRAFIA
Diccionario Mosbry Medicina, enfermería y ciencias de la salud, Ediciones Hancout. SA 1999
Principios de Medicina Interna. Harrison . Mc graw Hill. Interamericana.