Domingo, 5 de julio de 2020
Publicaciones Científicas

Cribado de incompatibilidad RH materno-fetal

Cribado de incompatibilidad RH materno-fetal

Ante una mujer RH negativo (RH-) y feto RH positivo (RH+). Si la madre entra en contacto con la sangre fetal puede crear anticuerpos-anti RH que ataquen al feto y le origen una ERITROBLASTOSIS FETAL o ENFERMEDAD HEMOLÍTICA DEL RN.
AutorJuan Diego Díaz Valero, Juan Francisco Soto Luna, Gema Mª Fernández Expósito y Mª del Carmen González de Rivas / Actualizado 9 abril 2015
Cuando la madre es Rh negativo y el feto es Rh positivo existe el peligro de que algunos de los glóbulos rojos de la sangre Rh positivo del bebe penetren en el flujo sanguíneo de la madre durante el embarazo y, especialmente, durante el parto y el nacimiento. Como éstos son extraños para el organismo de la madre, su cuerpo trata de eliminarlos mediante la producción de anticuerpos. Esta activación de la respuesta inmune de la madre se denomina sensibilización.

Durante el primer embarazo existe muy poco peligro de que un feto con sangre Rh positivo quede afectado, porque por lo general el niño nace antes de que ocurra la sensibilización de la madre o antes de que esta produzca una cantidad considerable de anticuerpos contra los glóbulos de la sangre Rh positivo.

La isoinmunización no tiene retroceso, de tal manera que si se produce la sensibilización de la madre, en cada uno de los embarazos siguientes se corre el riesgo de que los anticuerpos de la sangre materna atraviesen la placenta y lleguen al feto. Si la sangre del feto es Rh positivo, los anticuerpos de la madre destruirán muchas de sus células sanguíneas, es decir, se ha producido la intolerancia Rh por parte de la madre.





 
¿COMO SE DETECTA?: CRIBADO
A toda mujer que se queda embarazada, en la analítica del primer trimestre se le saca grupo sanguíneo y RH. Si es RH -, se le realiza el cribado para detectar si está inmunizada. Esto se realiza a través del TEST DE COOMBS INDIRECTO (indirecto es el que realizamos a la madre, porque buscamos sus anticuerpos antiD que sólo son detectables si la mujer está inmunizada).
 
Ojo, se le sacan a todas las gestantes RH-, ya sean primigesta o multigesta, porque aunque nunca hayan estado embarazadas antes, la inmunización antiRH puede haber sido a través de otros factores como la administración de hemoderivados, abortos de un feto que hubiera sido RH+, embarazo ectópico de embrión que también hubiera sido RH+… y aunque le preguntemos al hacer la historia a la mujer sobre todos estos datos, nos hemos de asegurar al 100% de que no está inmunizada por la seguridad del feto. 
 
En el primer embarazo de la mujer RH-   con feto RH +, se produce la inmunización de la mujer. Y con el segundo embarazo, el feto sufre anomalías.



¿CÓMO SE PREVIENE?
Para prevenir la creación de anticuerpos en la madre con sangre Rh negativo se le inyecta inmunoglobulina de Rh (RhIg) también llamada gammaglobulina Anti D. Su función es adherirse a los glóbulos rojos de la sangre Rh positivo del feto, que circulan por la sangre de la madre, logrando destruirlos, con lo que la madre no llega a detectarlos, evitándose así la creación de anticuerpos. Esto suele realizarse antes de transcurrir 72 horas del nacimiento del niño Rh positivo. No obstante algunas mujeres embarazadas se sensibilizan antes del parto. Por esta razón se recomienza inyectar la inmunoglobulina alrededor de la semana 28 del embarazo, así como antes de las 72 horas después del parto.

La inmunoglobulina anti D, es efectiva durante un periodo de unos 20 - 30 días. Por lo tanto si en otro embarazo siendo la madre RH (-), el feto tiene RH (+), será necesario seguir todo el protocolo de actuación del test de Coombs indirecto.
 
Tras el parto, comprobamos grupo y RH del recién nacido. Si éste es RH + le realizamos el TEST DE COOMBS DIRECTO (directo es sobre el RN buscando la asociación de los anticuerpos antiRH que se aglutinan con los antígenos de superficie de los eritrocitos fetales). Si nos sale test coombs directo negativo, le administramos a la madre una segunda dosis de gammaglobulina en las primeras 72 horas postparto. Si sale Test de coombs directo positivo (es sinónimo de que la mujer ha sufrido inmunización) no se administra profilaxis. Hemos de controlar a ese RN de forma muy estrecha.
 
Si el RN tiene RH-, tampoco administramos profilaxis, ya que era compatible con su madre.