Jueves, 19 de octubre de 2017
Con nombre propio
… Y además soy enfermera

Angel Atanasio Rincón: Una visión diferente

Angel Atanasio Rincón: Una visión diferente
angel atanasio
Enfermero de profesión, se inicia en el mundo de la fotografía de forma autodidacta en la adolescencia, al principio con cámaras compactas y posteriormente con cámaras reflex de 35 mm. Experimenta la fotografía en blanco y negro en todo su proceso, desde la elaboración de sus propios carretes hasta el positivado en su laboratorio, y se decanta por este estilo fotográfico como medio de expresión.
AutorRedacción / Actualizado 14 julio 2017
Su decidida pasión por la imagen y el desarrollo de las nuevas tecnologías aplicadas al mundo de la fotografia le llevan a iniciarse en el mundo de la fotografía digital y programas informáticos de edición, conservando siempre su vocación por experimentar nuevas formas de expresión y su aprendizaje continuo. Sus fotografías se han expuesto en más de un centenar de lugares y ha obtenido numerosos premios fotográficos que le otorgan un reconocimiento.

Desde que en 1996 ganase el Premio al mejor reportaje del I Concurso Creativo Fotográfico para la prevención de drogodependencias de la Comandancia General de Melilla; la trayectoria de nuestro compañero Angel Atanasio, ha estado jalonada por múltiples galardones. El último de ellos fue el segundo premio conseguido en el certamen nacional de fotoenfermería, organizado por el Consejo General y al que han concurrido más de 150 trabajos de profesionales de enfermería de todo el país.

En su vida hay dos pasiones. La profesional dirigida a los cuidados de salud, y la personal, mostrando un talento singular para captar instatáneas que, atravesadas por el objetivo de su cámara se convierten en verdaderas obras de arte. 

Ese ha sido el criterio del jurado que en Barcelona le concedió el segundo premio al valorar la maestría con la que supo detener el tiempo en la vorágine de una asistencia a un accidente con múltiples heridos. La labor de introspección, la composición del cuadro, el tratamiento de la luz, todo el la imagen es un regalo para aquellos profesionales cuyas retinas a menudo se impactan de dolor ajeno y momentos fugaces en los que la diferencia entre las luces y las sombras es de apenas décimas de segundos. 


Por todo esto y mucho más, nuestro compañero Angel Atanasio Rincón es mucho más que una enfermera, aunque sí... además también es enfermera, una profesión que le ha dado acceso a instantes vitales, a veces dramáticos, otras puramente estéticos pero siempre impregnados de un valor artístico que ha traspasado las retinas de muchos espectadores... y algunas veces pacientes.