Lunes, 22 de julio de 2019
Publicaciones Científicas

Monitorización invasiva de la presión arterial. Indicaciones, técnica y cuidados de enfermería

Monitorización invasiva de la presión arterial. Indicaciones, técnica y cuidados de enfermería

La presión arterial es un parámetro indicativo de la respuesta de un paciente a una situación hemodinámica, a la anestesia, a la agresividad quirúrgica y las respuestas a las acciones terapéuticas. El conocimiento de la misma y su control resulta fundamental para prevenir, diagnosticar y tratar multitud de problemas. La cateterización arterial es una técnica invasiva, no exenta de complicaciones, que nos permite mantener un acceso directo y permanente con el sistema arterial del enfermo.
AutorCristina Montalvo Bueno / Actualizado 27 septiembre 2018
INTRODUCCIÓN:
La monitorización invasiva de la presión arterial es el registro continuo y exhaustivo de la presión arterial mediante un catéter intraarterial conectado a un transductor de presión.
La cateterización arterial es el segundo procedimiento más realizado en Unidades Quirúrgicas y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).
Este procedimiento fue descrito por Peterson en 1949 como sistema de control en el período perioperatorio de pacientes inestables.

INDICACIONES:
Está indicada fundamentalmente en tres situaciones:
1. Inestabilidad hemodinámica: En pacientes en shock con elevadas resistencias vasculares sistémicas en la que puede haber una discrepancia significativa entre la presión obtenida por auscultación y palpación (valor obtenido mediante procedimiento no invasivo) y la intraarterial directa (procedimiento invasivo). También en cirugías prolongadas en tiempo, para un mejor control hemodinámico del paciente inestable.
2. Cuando hay que obtener numerosas muestras arteriales, para evitar molestias al paciente.
3. Necesidad de infusión intraarterial de fármacos, como en angiografías o determinadas intervenciones quirúrgicas.

CRITERIOS DE SELECCIÓN Y CARACTERISTICAS DE LA ARTERIA A ELEGIR:
CONTRAINDICACIONES PARA LA COLOCACIÓN DE UNA VIA ARTERIAL:
 
ARTERIAS DE ELECCIÓN PARA LA CANALIZACIÓN Y MONITORIZACIÓN INVASIVA:
MATERIAL NECESARIO:
DESCRIPCIÓN DEL PROCEDIMIENTO, TEST DE ALLEN:
Previo a la punción, se realiza el Test de Allen (Foto A) el cual está indicado para valorar la circulación colateral con el fin de proteger la mano de una posible isquemia en caso de aparición de cualquier complicación. Según varios trabajos, la circulación colateral es defectuosa entre un 4-20%.
  1. Colocar la mano del paciente hacia arriba.
  2. Comprimir con los dedos índice y medio simultáneamente las arterias radial y cubital. De esta manera obstruimos el flujo sanguíneo.
  3. Le pedimos al paciente que abra y cierre la mano varias veces, la palma de la mano quedará pálida.
  4. Quitamos nuestros dedos que presionaban la arteria cubital y observamos cuanto tiempo tarda en recuperar el color la palma de la mano (lo normal es que tarde aproximadamente 7 segundos. Entre 8 segundos y 14 segundos es dudoso, más de 15 segundos se considera resultado negativo).
  5. Repetiremos lo mismo con la arterial radial.
  6. Es muy dudoso evaluarlo en paciente obeso, edematoso, quemados, ictéricos, añosos. No se puede realizar cuando el paciente no puede colaborar.
Figura A

INSERCIÓN CATÉTER ARTERIAL RADIAL:
 
 


COMPLICACIONES:
VALORACIÓN DE LA CURVA ARTERIAL:
La curva arterial refleja el volumen de eyección de la sangre y la elasticidad de las paredes arteriales. Las contracciones rítmicas del ventrículo izquierdo producen presiones arteriales pulsátiles.
La presión máxima generada durante la contracción sistólica es la Presión Arterial Sistólica (PAS) y la presión mínima durante la relajación diastólica es la Presión Arterial Diastólica (PAD). (Foto 12)

La morfología típica de la curva pulsátil presenta un pico redondeado que corresponde a la sístole y una incisura dicrota en su posición descendiente que corresponde al inicio de la diástole.

PROBLEMAS DE LA CURVA ARTERIAL:
Puede ocurrir que las curvas de presión arterial se encuentren distorsionadas por diferentes motivos;
CUIDADOS DE ENFERMERÍA:
Nos permite saber cuando la curva es buena o cuando esta alterada, mediante el estudio de la respuesta dinámica de la curva.
Consiste en a aplicación de un lavado corto y rápido del sistema, aumentando la presión bruscamente. Esta maniobra genera una curva cuadrada y una serie de oscilaciones. Según la respuesta obtenida, averiguamos el tipo de curva que tenemos: (Foto 13)
Curva adecuada; Aparecen oscilaciones que disminuyen de altura progresivamente 
 
RETIRADA DEL CATETER INTRARTERIAL:
BIBLIOGRAFÍA: