Sábado, 23 de marzo de 2019
Publicaciones Científicas

Uso y utilización del carbón activado ante una intoxicación

Uso y utilización del carbón activado ante una intoxicación
La administración del carbón activado es una terapia de primera línea para pacientes que ingieren dosis potencialmente tóxicas de un agente dentro de 1 hora después de la ingestión.
AutorMaría Cristina Díaz-Portales Cano / Actualizado 23 octubre 2018
Introducción

El carbón activado (C.A.) se considera en la actualidad el método de descontaminación gastrointestinal de elección en las intoxicaciones agudas por vía oral de sustancias potencialmente absorbibles, desplazando en determinadas ocasiones al lavado gástrico, en todo paciente que se puede reducir significativamente el grado de absorción del tóxico ingerido y, como consecuencia, reducir y/o mejorar los síntomas asociados a dicha intoxicación.
 

Mecanismo de acción

El C.A. funciona como un adsorbente muy eficaz, con pocos efectos secundarios, que atrapa fundamentalmente moléculas orgánicas y sustancias inorgánicas que no se disocian en medio acuoso, entre las que se incluyen principalmente: medicamentos, plaguicidas, hongos venenos, plantas ornamentales y otros tóxicos absorbibles.

Su eficacia está generalmente unida a la precocidad de su administración, la que idealmente debe ser dentro de la 1ª hora después de la ingestión; pero este intervalo de tiempo puede ampliarse si el enfermo se halla en coma o hasta las 6 horas después de la ingesta, encaso de los salicilatos, opiáceos, antidepresivos tricíclicos, neurolépticos y otros de acción anticolinérgica.

El C.A. puede ser usado solo o al finalizar el lavado gástrico. Además es un  material insoluble, no reactivo, inerte y no absorbible en el tracto gastrointestinal, que se elimina junto a las heces.
 

Indicación y Uso

Su indicación es la ingesta reciente (hasta una hora después de la ingesta) de un agente absorbible, en paciente consciente, donde su eficacia esté demostrada y no existan contraindicaciones.

La administración del C.A. se antepone a medidas clásicas de descontaminación como: vómito provocado o lavado gástrico, por retardar su administración y disminuir su eficacia.

El uso del C.A. siempre debe ser en polvo y menor a la malla 200, es decir, menor a 74 micras. Debe ser administrado lentamente por vía oral, a fin de evitar el vómito, o en su defecto, por sonda nasogástrica, en lo posible dentro de los primeros 60 minutos post-ingesta.

La adsorción óptima se establece cuando la cantidad suministrada de C.A. es equivalente a 10 veces la dosis del tóxico ingerido, pero como es difícil conocer la cantidad exacta ingerida, la dosis recomendada es: adultos y adolescentes 25-100 gr, niños de 1 a 12 años 25-50 gr, y para niños menores de 1 años 10-25 gr, o bien 0,5 a 1 gr/Kg de peso.

Su administración debe ser en suspensión acuosa, con relación de 2 a 4 partes de agua por volumen total del C.A. seleccionado, según edad o peso (aproximadamente de 200 a 400 ml en adultos y 150 a 200 ml en niños).

Distintos estudios muestran que las bebidas carbonatadas son útiles como vehículo de administración, por lograr mejor tolerancia por parte de niños, y no modificar la eficacia del C.A., y mejor si es suministrado por los padres del menor.

En caso que el paciente se niegue a ingerirlo por vía oral, se deberá recurrir a instilarlo por sonda nasogástrica en suspensión acuosa.
 

Dosis
  • Adultos y adolescentes – 100 g (en 400 ml de líquido).
  • Niños de 1 a 12 años – 25 a 50 g (en 150-200 ml de líquido).
  • Niños menores de 1 año – 10 a 25 g o 1 g/kg de peso (en 100 ml de líquido).
1 cucharada sopera = 7 g de C.A. en polvo aprox.  


 Contraindicaciones
  • Pacientes con vía aérea desprotegida(intubación, etc.)
  • Pacientes con riesgo incrementado de aspiración.
  • Pacientes con riesgo elevado de perforación gastrointestinal o hemorragia, debido a su enfermedad, cirugía, etc.
  • Ingestión de sustancias corrosivas/caústicas (ácidos o bases fuertes), hidrocarburos. 

Precauciones
Efectos secundarios
Interacciones farmacológicas
Bibliografia