Domingo, 26 de septiembre de 2021
Publicaciones Científicas

Neumonía Zero

Neumonía Zero
La neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAV), es aquella que se produce en pacientes con intubación endotraqueal o traqueotomía y que no estaba presente en el momento de intubación. Su incidencia aumenta la mortalidad en estos pacientes, así como la estancia hospitalaria.
AutorCristina Fernández Camacho - Maria Pilar Fernández Martín / Actualizado 13 septiembre 2021
 

RESUMEN:

 
La neumonía asociada a ventilación mecánica es aquella que se produce en pacientes intubados o sometidos a traqueotomía. Su incidencia aumenta la mortalidad en estos pacientes, así como la estancia hospitalaria. Existen una serie de medidas de obligado cumplimiento y otras recomendables para minimizar riesgos de adquisición de NAV que forman parte del protocolo de Neumonía Zero impulsado por la Sociedad Española de Medicina Intensiva Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC).

INTRODUCCIÓN:

 
La neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAV), es aquella que se produce en pacientes con intubación endotraqueal o traqueotomía y que no estaba presente en el momento de intubación.
Estudios realizados en diferentes hospitales han mostrado que tanto la mortalidad como el tiempo hospitalario aumentan en pacientes con NAV.
En nuestro país, no se han propuesto recomendaciones ni guías específicas. Sin embargo, diferentes hospitales han redactado diferentes protocolos con medidas efectivas y fáciles de aplicar. Ninguna de estas medidas se ha implantado como guía a nivel nacional.

MATERIAL Y MÉTODOS:

 
Se ha realizado una revisión bibliográfica donde se han revisado guías de práctica clínica y artículos científicos publicadas por sociedades publicados en bases de las bases de de datos, Scielo, Pubmed y Chrocrane, utilizando como palabras clave: Neumonía asociada a ventilación mecánica; NAV.
 

RESULTADOS:

 
La Sociedad Española de Medicina Intensiva Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) ha establecido para la prevención de NAV un paquete de actividades básicas de obligado cumplimiento y otro de medidas más específicas (recomendables):
Medidas básicas de obligado cumplimiento:
 
  • Formación y entrenamiento apropiado en la manipulación de la vía aérea: Entrenamiento adecuado en la manipulación de la vía aérea (aspiración de secreciones bronquiales) por parte del personal de enfermería. Contraindicación rutinaria de instilación de suero salino fisiológico por el tubo endotraqueal. Educación en la necesidad de utilizar material de un solo uso.
  • Higiene estricta de las manos antes de manipular la vía aérea: El uso de guantes no exime de la higiene de manos. Se debe proceder a la higienización de manos con productos de base alcohólica y a la utilización de guantes antes de la manipulación de la vía aérea
  • Higiene bucal utilizando clorhexidina (0,12%- 0,2%): Se protocoliza cada 8 horas utilizando soluciones de clorhexidina al 0,12-0,2%. Previa a su utilización debe comprobarse que la presión del neumotaponamiento de los tubos endotraqueales está por encima de 20 cm de agua.
  • Control y mantenimiento de la presión del neumotaponamiento (> 20 cm H2O):
Presión por encima de 20 cm de agua.
  • Evitar, siempre que sea posible, la posición de decúbito supino a 0º: Evitar la posición de decúbito supino a 0º en ventilación mecánica, sobre todo en aquellos pacientes que reciben nutrición enteral. La posición recomendada es una posición semi-incorporada (30-45º) excepto si existe contraindicación.
  • Favorecer los procedimientos que permitan disminuir de forma segura la intubación y/o su duración: Algunas de las medidas que han demostrado reducir el tiempo de intubación y de soporte ventilatorio se encuentran el disponer de un protocolo de desconexión de ventilación mecánica, el favorecer el empleo de soporte ventilatorio no invasor en pacientes que precisan ventilación mecánica por insuficiencia respiratoria en el contexto de reagudización de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el disponer de protocolos de sedación que
 
permitan minimizar la dosis y duración de fármacos sedantes en estos pacientes. Se actualizarán en cada UCI participante los protocolos de sedación, destete y ventilación no invasiva.
  • Evitar los cambios programados de las tubuladuras, humidificadores y tubos traqueales: Está desaconsejado el cambio rutinario de tubuladuras e intercambiadores de calor y humedad, salvo que haya mal funcionamiento de las mismas. Si se realiza el cambio éste no debe ser inferior a cada 7 días en el caso de tubuladuras ni a 48 horas en el caso de humidificadores
Medidas optativas específicas altamente recomendables:
 
  • Aspiración continúa de secreciones subglóticas.
  • Descontaminación selectiva del tubo digestivo (completa u orofaríngea): Es la medida asociada con más evidencias en la prevención de NAV y la única que ha demostrado impacto en la mortalidad.
  • Antibióticos sistémicos (dos días) durante la intubación: Esta medida únicamente previene las neumonías precoces en pacientes con disminución de consciencia. Se recomienda la administración de cefuroxima o amoxicilina clavulánico en las primeras 48 horas después de la intubación.
 
 

 

CONCLUSIONES:

 Las infecciones nosocomiales en este caso, la NAV, aumenta la mortalidad y el periodo de estancia en unidades de cuidados intensivos. Su prevención debe basarse en el seguimiento de protocolos específicos que minimicen la aparición de estas, así como la educación y preparación del personal sanitario. La Sociedad Española de Medicina Intensiva Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) ha desarrollado un protocolo llamado Neumonía zero en el cual se describen medidas básicas y medidas específicas de prevención.
 
 

BIBLIOGRAFÍA:

 
  1. Neumonía zero: Protocolo de prevención de las neumonías relacionadas con ventilación mecánica en las UCI españolas. Versión 4. (2011) .Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de España, Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC). Disponible en: https://semicyuc.org/wp-content/uploads/2018/12/protocolo_nzero.pdf
 
  1. Estudio Nacional de Vigilancia de Infección Nosocomial en UCI (ENVIN-UCI). Informe de la evolución de la incidencia y características de las infecciones nosocomiales adquiridas en Servicios de Medicina Intensiva (1994- 2001). Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la SEMICYUC (GTEI- SEMICYUC).
 
  1. Estudio Nacional de Vigilancia de Infección Nosocomial en UCI (ENVIN-UCI). Informes de año 2019. Sociedad Española de Medicina Intensiva. Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas (SEMICYUC-GTEI). Disponible en: http://hws.vhebron.net/envin-helics/
 
  1. Álvarez-Lerma, F., Palomar, M., Olaechea, P., Otal, J.J., Insausti, J., & Cerdá, E.. (2007). Estudio Nacional de Vigilancia de Infección Nosocomial en Unidades de Cuidados Intensivos: Informe evolutivo de los años 2003-2005. Medicina Intensiva, 31(1), 6-17. Disponible en:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210- 56912007000100002&lng=es&tlng=es.
 
  1. Palomar M, Rodriguez P, Nieto M, Sancho S. Prevención de la infección nosocomial en pacientes críticos. Med Intensiva 2010 (34) .523-533