Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
16 de agosto de 2018
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas

Comparación de la inclusión de aceite de oliva frente a aceite de girasol en la dieta de ancianos de Ciudad Real

Comparación de la inclusión de aceite de oliva frente a aceite de girasol en la dieta de ancianos de Ciudad Real

La dieta mediterránea tradicional utiliza como principal fuente de ácidos grasos, aquellos aportados por el aceite de oliva. Este producto ha sido ampliamente estudiado por sus innumerables beneficios en la salud, tales como la "reducción de los niveles de colesterol, la disminución de los procesos de aterogénesis y el descenso de los desórdenes inflamatorios originados por la artritis reumatoide"

Actualizado 24 mayo 2018
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
RESUMEN
  • Introducción: la dieta mediterránea tradicional utiliza como principal fuente de ácidos grasos, aquellos aportados por el aceite de oliva. Otras fuentes alternativas son los aceites vegetales de semillas de girasol.
  • Objetivo: analizar el consumo de aceite de oliva y aceite de girasol en ancianos, comprobando si existen diferencias estadísticamente significativas entre ambos.
  • Método: estudio descriptivo transversal en 100 ancianos con una horquilla de edad de 65-95 años, residentes en Ciudad Real. Recogida de datos: encuesta autoadministrada con escala Likert. Análisis de datos: Chi-cuadrado, valor de significación p, intervalos de confianza.
  • Resultados: en relación al consumo de aceite de oliva, un 69% de ancianos consumen aceite de oliva (n=65; DE=22,63; IC95%=43,95-54,05), frente al 31% (n=29) que no la consume. En cuanto al consumo de aceite de girasol, un 35% de ancianos de la muestra la consumen (n=33; DE=22,63; IC95%=39,95-50,05)  frente a un 65% de ancianos que no (n=61). Por tanto, existen diferencias estadísticamente significativas:
  • Discusión: según el Ministerio de Agricultura de España en 2017 se produjo una reducción del consumo de aceite de  oliva en los hogares de hasta el 9,7%, frente al aumento del 20,8% de la demanda de aceite de girasol.
  • Conclusiones: existen diferencias estadísticamente significativas en el consumo de aceite de oliva y aceite de girasol en ancianos de Ciudad Real.
 
ABREVIATURAS
 
DE: desviación estándar

IC95%: intervalo de confianza del 95%

SENC: Sociedad Española de Nutrición Comunitaria


INTRODUCCIÓN

La calidad de los nutrientes que componen el aceite de oliva es la “razón de ser de su prestigio creciente”, ya que al margen de ser la grasa más natural, dietética y sabrosa tiene un “comportamiento excelente tanto en crudo, como en cocciones y en frituras”1. Desde un punto de vista nutricional, el aceite de oliva presenta un alto contenido en ácido oleico, ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados omega-3 y omega-6, antioxidantes y fitoestrógenos2.
 
La dieta mediterránea tradicional utiliza como principal fuente de ácidos grasos, aquellos aportados por el aceite de oliva3. Este producto ha sido ampliamente estudiado por sus innumerables beneficios en la salud, tales como la “reducción de los niveles de colesterol, la disminución de los procesos de aterogénesis y el descenso de los desórdenes inflamatorios originados por la artritis reumatoide”4. 
 
Por su parte, el aceite de girasol es un aceite vegetal de semillas con un contenido nutricional aproximado del 65% de ácidos grasos poliinsaturados y 25% de ácidos grasos monoinsaturados5. Un bajo consumo de aceite de girasol puede “contribuir a una disminución de la ateroesclerosis”, mientras que si su consumo es elevado puede conllevar “efectos pro-oxidantes y aumentar la susceptibilidad a enfermedades cardiovasculares”6.


OBJETIVOS
 
Analizar el consumo de aceite de oliva frente al de aceite de girasol en ancianos, comprobando si existen diferencias estadísticamente significativas.


MÉTODOS

Se llevó a cabo un estudio descriptivo transversal realizado durante el mes de febrero y marzo de 2018 en Ciudad Real para recoger datos referentes al consumo de aceite de oliva y de girasol. La población sobre la que deseamos obtener conclusiones es la de ancianos de Ciudad Real, con edad comprendida entre 65 y 5 años. El método de muestreo contó como criterios de inclusión el tener edad superior a 65 y menor a 95 años, así como tener domicilio principal en Ciudad Real -imprescindibles para obtener resultados del consumo en este área-. En contraposición, fueron criterios de exclusión el deterioro cognitivo severo, la no comprensión de las cuestiones -pese a ser leídas y explicadas por los responsables del estudio en casos de analfabetismo o problemas sensoriales-, los sujetos con edades fuera de la horquilla etaria de 65-95 años y aquellos ancianos con lugares de residencia distintos a Ciudad Real. Por su fácil acceso, la muestra elegida fue la de 100 individuos, de los que 94 cumplían los criterios de inclusión. Los sujetos han dado su consentimiento expreso, voluntario y oral, respetándose la confidencialidad de los datos, sin menoscabo del cumplimiento de las normas vigentes de la Declaración de Helsinki. Para la obtención de datos, se han utilizado encuestas autoadministradas (dirigidas, en caso de dificultades sensoriales) con 11 preguntas cerradas y/o escalas tipo Likert. El análisis de los datos se ha realizado mediante estadística descriptiva, expresando frecuencia absoluta (n), porcentaje (%) y desviación estándar (DE). Para el contraste de hipótesis, se ha utilizado Chi-Cuadrado, obteniendo , valor de significación (p) e intervalos de confianza (IC95%), así como tablas de interpretación con SPSS.


RESULTADOS

De los 100 sujetos de la muestra –de los que 94 cumplían los criterios de inclusión-, un 38% (n=36) están en un rango de edad de [65-75] años, un 40% (n=37) con rango de edad de [76-85] años y un 22% (n=21) con rango de edad de [86-95] años ( =31,33; DE=8,96; IC95%=29,33-33,36).

Si hablamos de la inclusión de cualquier tipo de aceite en la dieta, un 100% de los ancianos de la muestra (n=94; DE=0; IC95%=94-94) la consumen en alguna de sus innumerables fuentes de origen y/u obtención.
En relación al consumo de aceite de oliva, un 69% de ancianos consumen aceite de oliva (n=65; DE=22,63; IC95%=43,95-54,05), frente al 31% (n=29) que no la consume. En cuanto al consumo de aceite de girasol, un 35% de ancianos de la muestra la consumen (n=33; DE=22,63; IC95%=39,95-50,05)  frente a un 65% de ancianos que no (n=61).

Una vez realizado el test Chi-Cuadrado, podemos señalar que existen diferencias estadísticamente significativas entre el consumo de aceite de oliva y aceite de girasol en ancianos, ya que (Tabla 1).
 
TABLA 1. Consumo de aceite de oliva y aceite de girasol en la dieta de ancianos
  INCLUSIÓN EN DIETA NO INCLUSIÓN EN DIETA
  Oliva Girasol Oliva Girasol
n 65 33 29 61
% 69% 35% 31% 65%
DE 22,63 22,63
IC95% 43,95-54,05 39,95-50,05
α 0,05
  21,8268
  3,8415
p 2,98-6 < 0.05 → existen diferencias estadísticamente significativas
 
n: frecuencia absoluta
DE: desviación estándar
IC95%: intervalo de confianza del 95%
α: valor de alfa
: chi-cuadrado
p: valor de significación
 
Con respecto a los tipos de aceite de oliva de forma específica, un 58% de los ancianos que consumen aceite de oliva lo hacen en la forma virgen extra (n=38; DE=15,31; IC95%=16,08-22,92), un 25% consume aceite virgen (n=16), un 14% aceite de oliva (refinado+virgen) (n=9), un 1% consume aceite de orujo (n=1) y un 1% consume aceite lampante (n=1).

Si hablamos de las repercusiones del consumo de aceite en la salud -percibidas por los ancianos de la muestra-, un 63% (n=59; DE=26,58; IC95%=23,06-34,94) afirma que el aceite de oliva tiene efectos más beneficiosos sobre la salud que el aceite de girasol, un 31% (n=29) piensa que el aceite de girasol tiene mayores beneficios en la salud que el de oliva, y el 6% restante considera que ambos son iguales de beneficiosos/perjudiciales para la salud.


DISCUSIÓN
 
Según un estudio desarrollado por la Universidad de Jaén, el aceite de oliva “además de presentar una buena actividad protectora para patologías de etiología inflamatoria y/o autoinmune, no deprime la capacidad de defensa frente a las infecciones bacterianas”7.
 
Dentro del proyecto de investigación llevado a cabo por Toledo y Martínez-González en colaboración con la Universidad de Navarra, se llegó a la conclusión de que el consumo de aceite de oliva virgen extra tiene “efectos beneficiosos para evitar el desarrollo de cáncer de mama y más específicamente, en la prevención de esta enfermedad tras la menopausia, así como posibles beneficios en cáncer de colon, vejiga, digestivo y de ovario”8.
 
En el informe del Ministerio de Agricultura de España “Panel de consumo alimentario” se expone que desde el mes de diciembre de 2016 hasta noviembre de 2017 se produjo una “reducción del consumo de aceite de  oliva en los hogares de hasta el 9,7%, frente al aumento del 20,8% de la demanda de aceite de girasol”9.

Por tanto, podemos afirmar que los resultados obtenidos por los anteriores estudios ratifican nuestra hipótesis de que existe una fractura marcada entre la inclusión en la dieta de aceite de oliva y aceite de girasol. Este hecho conforma unos pilares consistentes para que los profesionales de la sanidad y la nutrición puedan elaborar estrategias de educación para la salud, con los ancianos como población diana.


CONCLUSIONES

Partiendo de los resultados obtenidos en este estudio y, habiendo realizado un contraste de hipótesis Chi-Cuadrado, podemos concluir que existen diferencias estadísticamente significativas entre la inclusión en la dieta de aceite de oliva y aceite de girasol en ancianos de Ciudad Real.


BIBLIOGRAFÍA
  • Díaz I. Aceite de oliva. Distr Cons. 2014;5(1):52-62.
  • González I. Aceite de oliva y salud. Jaén: 2014; 1-51.
  • SENC: Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. Guía de la alimentación saludable. Madrid: 2014; 1-83.
  • Puertollano MA, Puertollano E, Álvarez de Cienfuegos G, de Pablo MA. Olive oil, immune system and infection. Nutr Hosp. 2010: 25(1):1-8.
  • De Lira-García C, Bacardí-Gascón M, Jiménez-Cruz A. Efectiveness of long-term consumption of nuts, seeds and seeds' oil on glucose and lipid levels; systematic review. Nutr Hosp. 2012;27(4):964-970.
  • Durán S, Torres J, Sanhueza J. Aceites vegetales de uso frecuente en Sudamérica: características y propiedades. Nutr Hosp. 2015; 32(1):11-19.
  • Diputación Provincial de Jaén. El aceite de oliva virgen, alimento saludable. Jaén: SoproArgra. 2009: 1-76.
  • Martínez-González MA, Toledo E. Aceite de oliva y salud cardiometabólica en los ensayos PREDIMED. Pamplona: 2018; 1-4.
  • Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de España. Panel de consumo alimentario de España [Internet]. Madrid: 2018 [consultado 30 mar 2018; 6 pantallas]. Disponible en: http://www.mapama.gob.es/es/alimentacion/temas/consumo-y-comercializacion-y-distribucion-alimentaria/panel-de-consumo-alimentario/


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Morbilidad neonatal y su relación con la duración de la segunda etapa del parto
La ansiedad y miedo frente al parto en mujeres primíparas y multíparas en el Hospital General Mancha Centro
Un año de Programa de Anticoncepción: Implanon NXT(R) desde la consulta de la Matrona en el medio rural
Práctica basada en la evidencia y el entorno clínico en enfermería
Consumo de soja en mujeres climatéricas y no climatéricas de Ciudad Real
Tendencias de hidratación en ancianos independientes
  Últimas Noticias
Morbilidad neonatal y su relación con la duración de la segunda etapa del parto

Morbilidad neonatal y su relación con la duración de la segunda etapa del partoSe llevó a cabo un estudio observacional, analítico, de cohortes retrospectivo en el Hospital "X" durante el periodo 2013–2016. Se estudió a 3863 mujeres que tuvieron un parto vaginal. Las variables de morbilidad neonatal estudiadas fueron el pH de la arteria umbilical, la puntuación de Apgar a los 5 minutos, la necesidad de reanimación neonatal avanzada y una variable de morbilidad neonatal compuesta, sobre la que se realizó el análisis multivariante.
La ansiedad y miedo frente al parto en mujeres primíparas y multíparas en el Hospital General Mancha Centro

La ansiedad y miedo frente al parto en mujeres primíparas y multíparas en el Hospital General Mancha CentroEl miedo y la ansiedad frente al parto está aumentando en nuestra población. Este hecho tiene gran interés para los profesionales sanitarios, pues solucionándolo, surgirán menos complicaciones y se hará de este proceso, algo más llevadero y sencillo. Debido a esto nos preguntamos los factores que pueden influir en ello.
Un año de Programa de Anticoncepción: Implanon NXT(R) desde la consulta de la Matrona en el medio rural

Un año de Programa de Anticoncepción: Implanon NXT(R) desde la consulta de la Matrona en el medio ruralNuestro estudio trata de evaluar el primer año de programa a través de la inserción del Implante anticonceptivo subdérmico de Etonogestrel desde la consulta de la matrona en AP. Hasta entonces, este se insertaba exclusivamente en el medio hospitalario por un ginecólogo.



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS