Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
19 de noviembre de 2019
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas

Conocimientos y actitudes sobre la lactancia materna en los alumnos del Grado de Enfermería.

Conocimientos y actitudes sobre la lactancia materna en los alumnos del Grado de Enfermería.
Accésit de los XXI Premios de Investigación en la categoría de Trabajo Fin de Grado para alumnos de Enfermería.


Actualizado 12 julio 2019
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
 1. RESUMEN

Introducción: La OMS recomienda lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida2,4, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años o más4,8.
     Los profesionales de la salud tienen un papel decisivo informando desde el primer contacto con las embarazadas para ayudar a promover la lactancia materna exclusiva, informándoles de los múltiples beneficios de esta práctica.

Objetivo: el objetivo de este estudio es conocer y analizar los conocimientos y actitudes de los futuros profesionales en el campo de la lactancia materna.

Material y método: estudio observacional y descriptivo sobre una muestra de 142 estudiantes de las facultades de enfermería de Ciudad Real y de Extremadura durante el año 2018-2019. Para la evaluación de los conocimientos se utilizó un cuestionario de evaluación propia sobre diversas prácticas y aspectos relacionados con la lactancia materna que incluía cuestiones relacionadas con los conocimientos en lactancia materna y cuestiones sobre las actitudes hacia la lactancia materna.

Resultado: el 86,6% de los participantes fueron alumnos de la universidad de Ciudad Real de los cuales el 91,1% obtuvo un nivel de conocimientos medios en lactancia materna, y una actitud neutra también con un 91,1%. En la universidad de Mérida se obtuvo un 13,4% del total de participantes, de los cuales, el 56,2% obtuvo un nivel medio de conocimientos y el 84,2% una actitud neutra hacia la lactancia materna.
     Se encontraron diferencias entre el grado de conocimientos en lactancia materna y el perfil sociodemográfico y el ámbito académico de los participantes.

Conclusión: los participantes del estudio obtuvieron una actitud neutra hacia la lactancia y un nivel medio de conocimientos en esta práctica.


2. INTRODUCCIÓN

          Generalidades de la leche materna:
     La leche materna es un líquido vivo, confiere protección al lactante contra infecciones (por su contenido en células), factores antiinflamatorios, factores específicos, bacterianos, antivíricos y antiprotozoarios y por la naturaleza interactiva de las inmunoglobulinas IgA2. La cantidad de agua de la leche materna es de aproximadamente el 87%3.

     La secreción láctea se lleva a cabo en las células epiteliales de los alveolos de la glándula mamaria. En estas existen células madre y células alveolares secretoras, las primeras son estimuladas por la hormona del crecimiento y la insulina; y las segundas por la prolactina. La leche humana se sintetiza en las células mamarias y algunos compuestos se transportan desde el plasma hasta estas células3.

     La composición de la leche depende de la edad gestacional, de la fase de la lactancia y del momento de la mamada1. En los primeros días de vida del bebé encontramos el calostro, hasta aproximadamente el cuarto o quinto día postparto encontramos la leche de transición y alrededor de la tercera semana y hasta los dos años, la leche madura3.

     El calostro tiene cualidades especiales e importantes para el lactante, por su efecto en el desarrollo, en la digestión y en la inmunidad2. Se segrega en dos fases, al final del embarazo y primeros cinco días postparto. Es un compuesto espeso y amarillento debido al betacaroteno, tiene menos lactosa y menos lípidos que la leche madura, pero un contenido más elevado de proteínas e inmunoglobulinas, sobretodo IgA11 (sintetizada en la glándula mamaria y cumple funciones de formación de anticuerpos capaces de unirse a virus y bacterias, impidiendo la penetración en la mucosa intestinal; además de bloquear la adhesión de patógenos al epitelio intestinal y la unión a toxinas7), lactoferrina, leucocitos, vitaminas liposolubles como la vitamina A, minerales, antioxidantes, así como iones de sodio, potasio y cloro superior a la leche de transición y madura. Su valor calórico es de 67 kcal por cada 100 ml de calostro3. El calostro facilita
la evacuación del meconio11.

     La leche de transición cambia desde el séptimo día hasta los 15 días después del parto, y disminuye los niveles de proteínas, inmunoglobulinas y vitaminas liposolubles, aumenta la lactosa, grasas, vitaminas hidrosolubles y el valor calórico3. La concentración de lípidos a lo largo de la toma, aumenta paulatinamente, y la leche del final puede contener 5 veces mas lípidos que la del principio11.

     La leche que produce la madre de un bebé prematuro (leche pretérmino) es una leche con más proteínas, grasas y sales de sodio, más apropiados para satisfacer los requerimientos nutricionales que tienen los bebés prematuros, los niveles de vitaminas liposolubles, lactoferrina e IgA también están aumentados11.

     A los 15-20 días postparto se produce la leche madura, el contenido de proteínas es bajo entre 1 y 1,5 g por cada 100 ml que representa el 5% del valor calórico total. Las proteínas son homólogas y se distinguen en: caseína, seroalbúmina, alfa lactoalbúmina, lactoferrina, nitrógeno no proteico, inmunoglobulinas, lisozima, albúmina sérica y aminoácidos de los cuales 9 son esenciales: valina, fenilalanina, metionina, trionina, lisina, leucina, isoleucina, triptófano y cistina3.

     Presenta alta biodisponibilidad de minerales, como, calcio, magnesio, hierro, cobre y zinc. Se encuentran ligados a las proteínas del suero, al citrato o a la membrana proteica del glóbulo de grasa. El aporte total de minerales es bajo, lo que favorece el funcionamiento renal del lactante7.

     Con relación a las vitaminas encontramos vitamina K relacionada con el proceso de coagulación sanguínea, vitamina D considerada una parahormona con funciones hematopoyéticas y propiedades inmunoreguladoras, vitamina E con función antioxidante, vitamina A que interviene en el proceso de la visión y es necesaria para el crecimiento normal, la reproducción, el desarrollo fetal y la respuesta inmunitaria, y la vitamina C con un papel antioxidante y regulador7.

     El contenido en grasa se encuentra entre un 3,5 y 4,5 g por cada 100 ml, es decir, un 50% del valor calórico total, los principales compuestos lipídicos son triglicéridos, ácidos grasos esenciales y de cadena larga, fosfolípidos y colesterol.

     Los hidratos de carbono componen el 40% del valor calórico total, entre 6 y 7 g por cada 100 ml, de los cuales el 90% es lactosa, necesaria para el crecimiento y desarrollo del sistema nervioso central3.

          Fisiología de la lactancia materna:
     Se llama lactogénesis a la producción de leche materna, se divide en tres estadios:
  1. Estadio I: el comienzo del embarazo. Los estrógenos y la progesterona secretados por la placenta son hormonas esenciales para el desarrollo físico de las mamas durante el embarazo, pero inhiben la secreción de leche, la hormona prolactina estimula esta secreción y su concentración en sangre se eleva constantemente desde la quinta semana del embarazo hasta el nacimiento del niño.También la placenta secreta grandes cantidades de somatomamotropina coriónica humana que coadyuva la acción de la prolactina y posee una pequeña actividad lactogénica. Por esta razón, a pesar de los efectos inhibitorios de los estrógenos y la progesterona, la glándula mamaria secreta un compuesto, el calostro, entre 10 y 12 semanas antes del parto.
  2. Estadio II: el comienzo de la secreción láctea. Ocurre inmediatamente después del parto, ante el descenso brusco de los estrógenos y la progesterona y el aumento de los niveles de prolactina. Las mamas comienzan a secretar grandes cantidades de leche en lugar de calostro, de 30 a 150 ml por día hasta alcanzar los 300 ml entre el quinto y el sexto día posparto, asociado a los cambios en su composición. Esta secreción láctea requiere de estímulo de otras hormonas como la del crecimiento, el cortisol, la hormona paratiroidea y la insulina, necesarias porque proporcionan sustratos para la formación de leche (aminoácidos, ácidos grasos, glucosa y calcio)
  3. Estadio III: galactopoyesis, establecimiento y mantenimiento de la secreción láctea madura. El mecanismo se inicia con el reflejo de succión del bebé al estimular los receptores sensitivos del pezón, lo que produce un reflejo natural aferente, vía médula espinal al mesencéfalo y de ahí al hipotálamo, desencadenando la secreción de prolactina de la hipófisis anterior y oxitocina de la hipófisis posterior. La prolactina estimula la síntesis y producción de leche, cada vez que la madre amamanta al bebé se produce una oleada, cuya secreción aumenta de 10-20 veces sobre los niveles basales, efecto que dura aproximadamente una hora. La cantidad secretada es proporcional a las veces que se estimula el pezón, además los niveles son mayores por la noche. La oxitocina estimula la concentración de las células mioepiteliales que cubren los alveolos, y estimulan el vaciamiento hacia los conductos galactóforos y finalmente hacia el pezón (reflejo de eyección). Los fármacos que suprimen la secreción de prolactina son citrato de clomifeno, la piridoxina, los IMAO y las prostaglandinas.
          Características de la lactancia materna:
     Se considera lactancia materna exclusiva (LME) cuando el recién nacido solo consume leche de la madre sin otro tipo de suplementos1 ya sea sólido o líquido, incluido el agua3. La OMS recomienda lactancia exclusiva durante los seis primeros meses de vida2,4, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años o más4,8.

     La lactancia materna complementaria (LMC) es la alimentación con leche materna, incluidos sólidos o semisólidos y leche no humana3.

     Algunos de los beneficios de la lactancia materna en el niño son: favorece la recuperación postparto (glucemia, equilibrio ácido-base, temperatura, etc)1, disminuye el riesgo de infecciones como otitis1,2,3,8 en un 75%4, asma1,2 en un 40%4, leucemias1 en un 20%4, reduce en un 42% el riesgo de dermatitis atópica y en un 36% el riesgo de muerte súbita del lactante4, meningitis1,2, diarreas3, infecciones respiratorias de las vías bajas1,2,3, infecciones urinarias1,2, el riesgo de obesidad1, diabetes1,8, enfermedad celíaca1,2, alergias1, reduce el riesgo de apendicitis2, el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria2, de tetania del neonato2, de enfermedad tiroidea autoinmune2, linfomas2,3, optimiza el crecimiento e incrementa la autoestima y seguridad del niño11.

     La rápida puesta al pecho del recién nacido permite en la madre la secreción de oxitocina a través de la succión3 y el favorecimiento de la involución uterina1,3, la rápida expulsión de la placenta3, reduce la hemorragia postparto2,3, es una medida de anticoncepción2 debido a que se inhibe el desarrollo de los folículos ováricos, ovulación y menstruación siempre que la lactancia sea frecuente y suficiente3, mejora la recuperación del peso tras el embarazo1 debido a la inhibición de la lipoprotein lipasa en la glándula mamaria que disminuye el depósito de tejido adiposo subcutáneo3, reducción de la circunferencia de la cadera2, disminuye el riesgo de cáncer de ovarios y de mamas1,2, además de la osteoporosis1 y fractura de cadera en edad avanzada2; disminuye el riesgo de artritis reumatoide2.

     La tendencia a la lactancia artificial comenzó en los países industrializados, pero rápidamente se extendió a los países en vías de desarrollo11.

     A escala mundial empezó a disminuir el índice de lactancia materna al mes de vida, desde un 95% aproximadamente a un 20-40% en las escalas de los sesenta y setenta5.

     La OMS y UNICEF respondieron organizando una reunión internacional en 1979 de la que surge el “Código de Comercialización de los Sucedáneos de la leche materna”, para controlar las prácticas inadecuadas de mercado de leche artificial11.

     Para favorecer la situación de la lactancia materna, la OMS formó, conjuntamente con UNIFEC, una declaración en Ginebra en 1989 llamada “Protección, Promoción y Apoyo de la Lactancia Materna” de aquí salieron los diez pasos hacia una lactancia materna feliz2,5 (tabla 1):
 
     Para el cumplimiento de estos diez pasos, se lanzó la iniciativa “Hospital amigo de los niños”, galardón otorgado a aquellos hospitales cuyos profesionales lo lleven a cabo5.

     Los grupos de apoyo reúnen a las madres pueden relatar sus experiencias, observar a otros lactantes realizando tomas, y sentirse reforzados en su elección de amamantar a sus hijos11.

 
Tabla 2: Comparación de las tasas (%) de lactancia materna natural en España a las seis semanas, tres y seis meses entre los años 2006 y 2012 (datos obtenidos del INE)1
 
Tabla 3: Comparación de las tasas de lactancia materna natural a las seis semanas, tres y seis meses en España por comunidad autónoma en 2006. Datos obtenidos del INE
 
     La prevalencia de lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de vida todavía no alcanza el 40% de los niños a nivel mundial19.

     Con relación a los costes económicos, se reduce a la mitad el costo de la lactancia materna exclusiva comparado con la lactancia mixta, debido al menor número de hospitalizaciones2, al menor uso de biberón y envases, y de leche artificial3.

     La LM crea un ambiente de calma y calor emocional2 dentro del periodo tan delicado y estresante que produce el postparto1, son muchas las circunstancias que pueden influir en la lactancia materna en este momento como la duración del parto1, por cesárea constituye un inconveniente aunque hoy en día con la anestesia epidural se evita la separación madre-hijo en el postparto inmediato5, la anestesia y medicación administrada a la madre y que puede ser secretada en la leche materna5, el uso de biberones o chupetes1,5, las rutinas hospitalarias, características sociodemográficas de la madre, falta de educación sanitaria prenatal y apoyo durante el parto de su familia y profesionales de la salud1, separación de la madre y del hijo durante el ingreso, retrasar la primera toma de pecho y los paquetes regalo con muestras comerciales al alta hospitalaria5. La falta de espacios públicos donde las mujeres puedan amamantar sin sentir vergüenza forma uno de los problemas más comunes a la hora de dar el pecho fuera de casa8. El ingreso del recién nacido en neonatología es otro de los grandes factores perjudiciales para esta práctica, debido a que la enfermedad del recién nacido puede contraindicar la lactancia y/o la separación madre-hijo impide las prácticas favorecedoras, en estos casos se recomienda extraer la leche materna para alimentar al bebé cuando no sea posible darla directamente5.

     Las acciones favorecedoras para la lactancia materna incluyen el contacto piel con piel, pecho a demanda, alojamiento en la misma habitación o rooming-in5, y especial hincapié en la labor de los profesionales de la salud1.
     
     Como factores que afectan a la LM encontramos una mayor escolaridad, edad menor de 20 años, falta de conocimientos sobre el tema, complicaciones relacionadas con las mamas como hipogalactia, mastitis, grietas o pezones invertidos, miedo de que afecte a su figura, enfermedad materna, fracaso para lactar a hijos previos con factores en el lactante como: llanto excesivo, falta de conocimiento, cólicos, problemas de sueño, problemas de salud3. Hay una relación negativa entre el consumo de tabaco (antes y durante el embarazo) y la duración de la lactancia materna, se puede deber a los efectos de la nicotina en la producción láctea o a que son mujeres menos motivadas para dar el pecho6.

          Los profesionales de la salud en lactancia materna:
     Los profesionales de la salud tienen un papel decisivo informando desde el primer contacto con las embarazadas para ayudar a promover la lactancia materna exclusiva, informándoles sobre los múltiples beneficios y alternativas para las madres que se encuentren en el mundo laboral. El apoyo a la lactancia materna debe continuar después del nacimiento, pues aquí es más frecuente que la madre tenga más dudas acerca de este tema y se sienta incapacitada para lactar, pues en los primeros días suelen aparecer problemas con las mamas o alteraciones de la leche. Es fundamental involucrar a la familia en este proceso3.

     Los sanitarios de los servicios de maternidad de los hospitales ejercen un papel muy importante en la práctica de la lactancia materna, pues el proceso del parto y los primeros días del posparto condicionarán en buena medida, su utilización y éxito. Las rutinas seguidas en muchas maternidades explicarían un gran porcentaje de las causas de no inicio de la LM, así como también la falta de conocimientos y mala técnica. El paso temprano a lactancia mixta guarda relación directa con el abandono de la lactancia materna5.

     En el Grado de Enfermería de la facultad de Ciudad Real se imparten los conocimientos sobre lactancia materna en la asignatura “Enfermería infantil” con una carga de trabajo de 150 horas cuatrimestrales, con relación a la lactancia materna, se imparte en el “Tema 5: Alimentación” con una carga de 27 horas de las 150 horas totales.

     En la facultad de Mérida, los conocimientos en lactancia materna se imparten en la asignatura “Enfermería del Recién nacido, infancia y adolescencia” con una carga de trabajo de 150 horas cuatrimestrales, de las cuales 14 horas serán del “Tema 4: alimentación en la infancia” donde se imparten estos conocimientos.

     Con esta investigación se pretende analizar los conocimientos y actitudes que tienen futuros profesionales de la salud en un campo tan importante como es la lactancia materna, pues son los enfermeros los encargados de ayudar y proporcionar los conocimientos a la madre lactante para una práctica adecuada. No sólo en unidades neonatales sino también en centros de salud donde se realizan las revisiones del recién nacido.


3. OBJETIVOS

          Objetivo general:
  • Analizar los conocimientos y actitudes sobre lactancia materna entre los alumnos del grado de enfermería de la Facultad de Enfermería de Ciudad Real (UCLM) y de Mérida (UEX).
          Objetivos específicos:
  • Determinar los conocimientos entre los alumnos de enfermería de las Universidades de Ciudad Real y Mérida en la técnica de lactancia.
  • Determinar las actitudes de los alumnos de enfermería de las Universidades de Ciudad Real y Mérida en relación con la práctica de la lactancia materna.
  • Identificar los factores del ámbito académico y perfil sociodemográfico de los alumnos que pueden relacionarse con un mayor grado de conocimiento.
  • Identificar los factores del ámbito académico y perfil sociodemográfico de los alumnos que pueden relacionarse con unas actitudes más favorables para la lactancia materna.
  • Identificar las diferencias entre el nivel de conocimientos y la actitud hacia la lactancia materna.


4. MATERIAL Y MÉTODOS.
          4.1. Diseño:
     Estudio observacional, descriptivo y trasversal sobre una muestra no probabilística consecutiva de estudiantes de enfermería de la Facultad de Ciudad Real (UCLM) y la Facultad de Mérida (UEX).

          4.2. Ámbito:
  1. A. Físico: el estudio tuvo lugar en la Facultad de Enfermería del Campus de Ciudad Real, y del Campus de Mérida, en el cual respondieron aproximadamente 19 alumnos
  2. Periodo de estudio: se desarrolló entre el 16 diciembre del 2018 y el 31 enero del 2019
  3. Sección de sujetos:
    • Población de referencia: conjunto de estudiantes de enfermería de las facultades de Ciudad Real (UCLM) y Mérida (UEX)
    • Población elegible: parte de la población de referencia que cumple los criterios de inclusión y exclusión; al no existir criterios de exclusión, la población elegible es la misma que la población de referencia.
    • Población objeto de estudio: aquella parte de la población elegible que accede a formar parte del estudio.
    • Cálculo del número de sujetos necesarios: Para este cálculo se hanutilizado los siguientes parámetros.
      • Población de referencia: 800 alumnos de enfermería aproximadamente.
      • Prevalencia del factor a estudio: Al tratarse de un cuestionario multirespuesta se optó por la prevalencia del 50% que es la que mayor tamaño muestral exige.
      • Nivel de confianza: 95%
      • Precisión: Error absoluto del 8%.
        • Resultando un mínimo de 126 sujetos a estudio.
    • Técnica de muestreo: muestreo no probabilístico accidental.
          4.3. Fuentes de información:
  1. Las fuentes de información fueron las siguientes: cuestionario de elaboración propia que está formado por 34 preguntas relacionadas con los conocimientos en lactancia materna y 18 preguntas relacionadas con actitudes hacia la lactancia materna. Dentro de este cuestionario existen preguntas de tipo:
    • Sociodemográfico: edad (años cumplidos) y sexo (hombre o mujer)
    • Ámbito académico: curso académico, facultad donde se cursa enfermería, rotaciones relacionadas con la maternidad, cursos relacionados con la lactancia materna, consideraciones acerca de sus conocimientos en lactancia.
    • Conocimientos en lactancia materna: se elaboraron 34 preguntas extraídas de la Guía de Práctica Clínica sobre la lactancia materna1, las cuáles se respondían de forma positiva, negativa o desconocimiento.
    •  Actitudes sobre lactancia materna: se utilizó cuestionario de actitudes hacia la lactancia materna validado por el CEIC (Comité de Ética en Investigación Clínica) conocido como Adaptación de la Iowa Infant Feeding Scale en población mexicana10, con un total de 17 preguntas cuyas respuestas utilizaban la escala Likert.
  2. Las variables objeto de estudio fueron:
    • Variables resultado principal: conocimientos y actitudes en lactancia materna.
    • Variables independientes:
      • Variables sociodemográficas: sexo, edad.
        • Variables de formación: curso académico, facultad donde se cursa enfermería, servicios sanitarios rotados relacionados con la maternidad y cursos relacionados en relación con la lactancia materna.
          4.4. Estrategia de análisis:
     Para el análisis estadístico se utilizará el paquete estadístico SPSS 22.0.
  1. Plan de análisis:
    • Para la estadística descriptiva se utilizó frecuencias absolutas y relativas para las variables cualitativas, y media y desviación estándar (DE) para las variables cuantitativas.
    • Para el análisis bivariante se empleó la prueba del Chi Cuadrado de Pearson para las variables independientes y dependientes de tipo cualitativo.
          4.5. Cuestionario utilizado (clic AQUÍ)


5. CONTENIDO

          5.1. Resultados.
  1. Descripción de los sujetos a estudio
  • En el estudio participaron un total de 142 alumnos durante el periodo de estudio de los cuales 123 (86,6%) fueron de la Universidad de Ciudad Real y 19 (13,4%) fueron de la Universidad de Mérida.
  • La edad media se situó en 21,10 años (DE= 2,44 años) con una edad mínima de 18 años y una edad máxima de 34 años.
  • En cuanto al sexo, el 88,7% (126) fueron mujeres, mientras que el curso con mayor número de respuestas fue cuarto con un 53,5% (76). El 64,1% (51) de los sujetos no habían rotado por servicios de neonatología y un 23,9% (34) había rotado con la matrona y asistido a grupos de apoyo a la lactancia. Un 43,7% (62) desconocía si tenía suficientes conocimientos en lactancia materna.
El resto de información se puede consultar en la tabla 4.
Tabla 4: Características relacionadas con el ámbito académico


        2. Resultado según los objetivos específicos.
  • Primer objetivo específico: Determinar los conocimientos entre los alumnos de enfermería de las Universidades de Ciudad Real y Mérida en la técnica de lactancia.
A continuación, se describen los resultados de la muestra de estudio.

 Se observó que las pregunta 19 (Si a las 48 horas del parto no se produce la subida de la leche, no se podrá amamantar), 32 (Las grietas del pezón nunca aparecen en mujeres que siguen todos los consejos sobre lactancia) y 20 (Hay que despertar al niño si está más de tres horas sin comer) fueron las de mayor porcentaje de respuestas incorrectas con un 45,8%, 55,6% y 69,0% respectivamente.

Con un mayor porcentaje de respuestas correctas encontramos la pregunta 3 (Se recomienda realizar el contacto piel con piel en el postparto inmediato colocando al recién nacido sobre el pecho desnudo de la madre en los primeros 120 minutos de vida, tanto en parto natural como en cesárea) con un 90,5% (129), la pregunta 9 (Hay que lavar muy bien el pecho antes y después de las tomas para evitar infecciones) con un 88,7% (126) y la pregunta 12 (Hay que evitar determinados alimentos durante la lactancia) con un 88,0% (125).

El resto de resultados se pueden consultar en la tabla 5.
 


     Se utilizó una escala para traducir los datos del conocimiento, en la cual de 0 a 10 respuestas acertadas correctamente se tradujo en nivel bajo de conocimiento, de 11 a 20 en nivel medio de conocimiento y más de 21 en nivel alto de conocimiento. En la Tabla 6 se pueden observar los resultados.

Tabla 6: Resumen de la actitud en función del grado de conocimiento.
  • Segundo objetivo específico: Determinar las actitudes de los alumnos de enfermería de las Universidades de Ciudad Real y Mérida en relación con la práctica de la lactancia materna.
Se observó que los ítems 12 (La leche materna es el alimento ideal para los bebés), 3 (La leche materna (dar el pecho) aumenta la unión madre-hijo) y 16 (La leche materna es más barata que la leche de fórmula) son los de mayor acuerdo con un 95,7%; 89,5% y 89,2% respectivamente.

El resultado del resto de ítems se puede consultar a continuación.
  • Pregunta 1: Los beneficios de la leche materna (seno materno) solo duran hasta que se deja de dar el pecho
 
  • Pregunta 2: Alimentar al bebé con leche de fórmula (de bote) es más adecuado que dar el pecho.
 
  • Pregunta 3: La leche materna (dar el pecho) aumenta la unión madre-hijo.
 
  • Pregunta 4: La lactancia materna es deficiente en hierro.
 
  • Pregunta 5: Los bebés alimentados con fórmula son más propensos a ser sobrealimentados que los bebés alimentados con leche materna.
 
  • Pregunta 6: La laimentación con leche de bote es la mejor elección si la madre planea trabajar fuera del hogar.
 
  • Pregunta 7: Las madres que alimentan con leche de fórmula a sus bebés pierden una de las más grandes alegrías del mundo.
 
  • Pregunta 8: Las madres no deberían dar el pecho en lugares públicos como restaurantes.
 
  • Pregunta 9: Los bebés alimentados con leche de madre son más sanos que aquellos alimentados con fórmula.
 
  • Pregunta 10: Los bebés alimentados con leche materna son más propensos a ser sobrealimentados que los bebés alimentados con leche de bote.
 
  • Pregunta 11: Los papás se sientes excluidos si la madre da el pecho a su bebé.
 
  • Pregunta 12: La leche materna es el alimento ideal para los bebés.
 
  • Pregunta 13: La leche materna es mucho más fácil de digerir que la leche de fórmula.
 
  • Pregunta 14: La leche de fórmula es igual de saludable para un bebé que la leche de pecho.
 
  • Pregunta 15: La leche materna es más adecuada que la leche de fórmula.
 
  • Pregunta 16: La leche materna es más barata que la leche de fórmula.
 
  • Pregunta 17: La mujer que ocasionalmente consume alcohol no debería dar el pecho a su bebé.

La puntuación del instrumento IIFAS-adaptado de los participantes, varió entre 47 puntos y 76 puntos con una media 61,54 puntos (DE= 5,77 puntos). Se observó que los alumnos que presentaban una actitud positiva hacia la lactancia artificial del 2,8% (4), una actitud neutral del 90,1% (128) y una actitud positiva hacia la lactancia materna del 7,0% (10).

Tabla 7: Categorías de actitudas hacia la lactancia.
 
  • Tercer objetivo específico: Identificar los factores del ámbito académico y perfil sociodemográfico de los alumnos que pueden relacionarse con un mayor grado de conocimiento.
En relación con la universidad
  • Ciudad Real con una muestra de 123 obtuvo un total del 13,8% (17) en conocimiento bajo en lactancia materna, 60,2% (74) en conocimiento medio (91,1%) y 26,0% (32) en conocimiento alto en lactancia materna.
  • En la universidad de Mérida, de una muestra de 19 se obtuvo un total del 0,0% en conocimientos bajos sobre lactancia materna, 52,6% (10) en conocimiento medio y 47,4% (9) en conocimiento alto en lactancia materna.
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la universidad y la actitud hacia la lactancia (c2=5,38;gl=2;p=0,068).

En relación con el sexo, se obtuvo una muestra de 16 hombres y 126 mujeres.
  • El 12,5% (2) de los hombres obtuvo un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 62,5% (10) obtuvo un nivel medio de conocimientos y el 25,0% (4) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • El 11,9% (15) de las mujeres obtuvieron un nivel bajo de conocimientos, el 58,7% (74) obtuvo un nivel medio y el 29,4% (37) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el sexo y el grado de conocimientos en lactancia materna (c2=5,38;gl=2;p=0,068).

En relación con el curso
  • Primero obtuvo de un total de 22 participantes, con el 45,5% (10) un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 54,5% (12) un nivel medio de conocimiento y el 0% nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Segundo obtuvo de una muestra de 16 participantes de los cuales el 25,0% (4) obtuvo un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 56,3% (9) un nivel medio y el 18,8% (3) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Tercero obtuvo de una muestra de 28 participantes de los cuales el 7,1% (2) obtuvo un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 75,0% (21) un nivel medio y el 17,9% (5) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Cuarto obtuvo de una muestra de 76 participantes de los cuales el 1,3% (1) obtuvo un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 59,2% (84) un nivel medio y el  28,9% (41) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
Se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el curso académico y el grado de conocimientos en lactancia materna (c2=45,77;gl=6;p=0,000). El porcentaje de conocimientos bajos en lactancia fue descendiendo conforme aumentaba el curso académico, mientras que el porcentaje de conocimientos altos en lactancia fue aumentando conforme aumentaba el curso, en relación con los conocimientos medios se mantuvo en los cuatro cursos excepto tercero que obtuvo el porcentaje más alto.

En relación con las rotaciones, el 16,5% (15) de los alumnos mostraba un nivel de conocimientos bajos en lactancia materna sin haber rotado por servicios de neonatología u obstetricia, el 64,8% (59) un nivel medio de conocimientos y el 18,7% (17) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • De los sujetos que habían rotado por los servicios de neonatología u obstetricia, 3,9% (2) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 49,0% (25) un nivel medio de conocimientos y el 47,1% (24) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
Se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la rotación por servicios de obstetricia o neonatología y el grado de conocimientos en lactancia materna (x2=45,77;gl=6;p=0,000)
Como podemos observar, los alumnos que habían rotado por estos servicios de neonatología mostraban un nivel más alto de conocimientos frente a los que no habían rotado por esos servicios.

En relación con la rotación con la matrona o con grupos de apoyo, se obtuvo un grupo de 80 personas que no habían rotado con la matrona ni habían asistido a grupos de apoyo a lactancia materna; el 16,3% (13) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 66,3% (53) un nivel medio de conocimientos y el 17,3% (14) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Se obtuvo un grupo de 28 participantes que habían rotado con la matrona pero no habían asistido a grupo de apoyo a la lactancia materna, de los cuales el 10,7% (3) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna; el 53,6% (15) un nivel medio de conocimientos y el 35,7% (10) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Un grupo de 34 participantes habían rotado con la matrona y además habían asistido a grupos de apoyo a la lactancia materna, el 2,9% (1) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 47,1% (16) un nivel medio de conocimientos y el 50,0% (41) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
Se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la rotación con la matrona y grupos de apoyo y el grado de conocimientos en lactancia materna (x2=14,53;gl=4;p=0,006). El porcentaje más alto de conocimientos altos en lactancia materna lo presentaba el grupo que había rotado con la matrona y había asistido a grupos de apoyo a la lactancia materna además este grupo también presentaba el porcentaje más bajo de conocimientos bajos en lactancia materna.

Se preguntó si consideraban que tenían suficientes conocimientos en lactancia materna, se obtuvo un grupo de 62 participantes que consideraron que no tenían suficientes conocimientos en lactancia materna de los cuales el 17,7% (11) mostraron un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 66,1% (41) un nivel medio de conocimientos y el 16,1% (10) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Un grupo de 28 participantes consideraron que tenían suficientes conocimientos en lactancia materna de los cuales el 0% (0) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 53,6% (15) un nivel medio de conocimientos y el 46,4% (13) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
  • Un grupo de 52 participantes consideraron que no sabían si tenían suficientes conocimientos en lactancia materna de los cuales el 11,5% (6) mostraba un nivel bajo de conocimientos en lactancia materna, el 53,8% (28) un nivel medio de conocimientos y el 34,6% (18) un nivel alto de conocimientos en lactancia materna.
Se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la consideración de tener suficientes conocimientos en lactancia materna y del grado de conocimientos en lactancia materna (x2=13,06;gl=4;p=0,011). El grupo que consideraba que tenía suficientes conocimientos en lactancia materna obtuvo el porcentaje más alto del nivel de conocimientos mientras que el porcentaje más alto de conocimientos bajos fue del grupo que consideraba que no tenía suficientes conocimientos en lactancia materna.
 
  • Cuarto objetivo específico: identificar los factores del ámbito académico y perfil sociodemográfico de los alumnos que pueden relacionarse con unas actitudes más favorables.
En relación con la universidad de Ciudad Real de una muestra de 123 se obtuvo un total de 4 actitudes positivas hacia la lactancia artificial (3,3%),112 actitudes neutras hacia la lactancia (91,1%) y 7 actitudes positivas hacia la lactancia materna (5,7%)
En la universidad de Extremadura de una muestra de 19 se obtuvo un total de 0 actitudes positivas hacia la lactancia artificial (0,0%), 16 actitudes neutras (84,2%) y 3 actitudes positivas hacia la lactancia materna (15,8%).
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la universidad y la actitud hacia la lactancia (x2=3,08;gl=2;p=0,214).

En relación con el curso, primero obtuvo de un total de 22 participantes, 1 actitud positiva hacia la lactancia artificial (4,5%), 21 actitudes neutras (95,5%) y 0 actitudes positivas hacia la lactancia materna (0,0%).
Segundo obtuvo de una muestra de 16 participantes 1 actitud positiva hacia la lactancia artificial (6,3%), 14 actitudes neutras (87,5%) y 1 actitud positiva hacia la lactancia materna (6,3%).
Tercero obtuvo de una muestra de 28 participantes 1 actitud positiva hacia la lactancia artificial (3,6%), 25 actitudes neutras (89,3%) y 2 actitudes positivas hacia la lactancia
materna (7,1%)
Cuarto obtuvo de una muestra de 76 participantes 4 actitudes positivas hacia la lactancia artificial (2,8%), 68 actitudes neutras (89,5%) y 7 actitudes positivas hacia la lactancia materna (9,2%)
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el curso académico y la actitud hacia la lactancia (x2=3,72;gl=6;p=0,714)

En relación con las rotaciones, el 4,4% (4) de los alumnos mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial y no había rotado por servicios de neonatología u obstetricia, el 89,0% (81) una actitud neutra y el 6,6% (6) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
De los sujetos que habían rotado por los servicios de neonatología u obstetricia, 0% mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial, el 92,2% (47) mostraba una
actitud neutra y el 7,8% (4) mostraba una actitud positiva hacia la lactancia materna.
Como podemos observar, los alumnos que habían rotado por estos servicios no mostraban actitud positiva hacia la lactancia artificial frente a los que nunca habían rotado por estos servicios (4,4%)
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la rotación por servicios de obstetricia o neonatología y la actitud hacia la lactancia (x2=2,35;gl=2;p=0,309)

En relación con la rotación con la matrona o con grupos de apoyo, el 2,5% (2) de los sujetos que no había rotado con la matrona mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial, el 91,3% (73) una actitud neutra y el 6,3% (5) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
El 0% de los sujetos, habían rotado con la matrona pero no había asistido a grupos de apoyo hacia la lactancia materna, mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial; el 92,9% (26) una actitud neutra y el 7,1% (2) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
El 5,9% (2) de los sujetos, había rotado con la matrona y había asistido a grupos de apoyo a la lactancia materna, mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial; el 85,3% (29) una actitud neutra y el 8,8% (3) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la rotación con la matrona y grupos de apoyo y la actitud hacia la lactancia (x2=2,29;gl=4;p=0,681)

Se preguntó si consideraban que tenían suficientes conocimientos en lactancia materna, de los que contestaron no, el 1,6% (1) mostraron una actitud positiva hacia la lactancia materna, el 91,9% (57) una actitud neutra y el 6,5% (4) una actitud positiva hacia la lactancia artificial.
De los que contestaron si, el 3,6% (1) mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial, el 89,3% (25) una actitud neutra y el 7,1% (2) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
De los que contestaron no lo sé, el 3,8% (2) mostraba una actitud positiva hacia la lactancia artificial, el 88,3% (46) una actitud neutra y el 7,7% (4) una actitud positiva hacia la lactancia materna.
No se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre la consideración de tener suficientes conocimientos en lactancia materna y la actitud hacia la lactancia (x2=0,67;gl=4;p=0,954)
 
  • Quinto objetivo específico: Identificar las diferencias entre el nivel de conocimientos y la actitud hacia la lactancia materna.
En relación con el conocimiento, el 50,0% mostraba un conocimiento medio hacia la lactancia artificial y el 60,0% un conocimiento alto en relación con la lactancia materna.
Para la actitud hacia la lactancia materna, 90,1% mostraba una actitud neutra hacia la lactancia y solo el 7% mostraba una actitud positiva hacia la lactancia materna.
El resto de resultados, se pueden consultar en las tablas 6 y 7.


5.2. DISCUSIÓN

     El principal objetivo de este estudio fue conocer los conocimientos y actitudes sobre lactancia materna de los alumnos de enfermería de las facultades de Ciudad Real y Mérida. Los profesionales de la salud son los encargados de ayudar a instaurar la lactancia materna en las primeras horas de vida del recién nacido, así como fomentar la lactancia hasta los dos años de edad.
     El resultado de las preguntas de conocimiento de los 142 participantes se tradujo en una escala con tres niveles de los cuales el 59,2% obtuvo un conocimiento medio en relación a una actitud positiva hacia la lactancia materna; de un total de 123 participantes de la facultad de Ciudad Real, 74 obtuvieron el nivel de conocimientos medios en lactancia materna, y solo 32 obtuvieron el nivel alto de conocimientos en lactancia materna. Comparando estos datos con la universidad de Mérida, de un total de 19 participantes, 10 obtuvieron un nivel medio de conocimientos y 9 un nivel alto de conocimientos de lactancia materna.
     Dentro de los factores que se pueden asociar a estos datos obtuvimos que el curso académico influía en los conocimientos, el porcentaje en altos conocimientos aumentaba según aumentaba el curso académico de los participantes. Otro de los factores más importantes fue la rotación por servicios de obstetricia y neonatología, así como haber rotado con matronas o participado en grupos de apoyo, estos participantes obtuvieron un grado de conocimiento más alto que el resto de participantes.
     De todos los encuestados, 62 participantes consideraron que no tenían suficientes conocimientos en lactancia materna de este total, 10 obtuvieron un conocimiento alto en lactancia materna. En relación con otros estudios, en Taiwan, los estudiantes no sentían que estuvieran adecuadamente preparados para apoyar a las mujeres que están amamantando durante su estancia clínica12. Dentro de los motivos más comunes para la falta de conocimientos se encontraba que la educación sobre lactancia materna no se consideraba esencial para la educación básica de enfermería, los estudiantes consideraron que no estaban adecuadamente preparados para apoyar a las mujeres que amamantar, revelaba un estudio sobre implementación de un conjunto de herramientas de lactancia materna para la educación de enfermería13.
     En relación con la actitud hacia la lactancia, 128 participantes mostraron una actitud neutra hacia la lactancia, más del 90% del total. Un porcentaje demasiado alto en actitudes neutras que se puede explicar, como muestra un estudio en Estado Unidos realizado con jóvenes adultos en edad fértil, con la creencia de que la lactancia materna es dolorosa, restrictiva y un inconveniente para las madres en general14.
     Dentro de los factores que podían influir en unas actitudes más favorables para la lactancia materna, ninguno de los factores analizados influyó en los resultados del estudio.
     Comparando los conocimientos y las actitudes de los participantes obtenemo en comparación con otro estudio realizado en la universidad del centro de Israel, los estudiantes obtuvieron puntuaciones generales moderadamente positivas similares para las actitudes hacia la lactancia materna15.
     Otros estudios muestran que los futuros profesionales de la salud demostraron puntuaciones medias en las actitudes de la lactancia materna y su conocimiento fue limitado, particularmente en relación con la evaluación y manejo de la lactancia materna.
     Se encontraron varios factores que influyen en el conocimiento y las actitudes de la lactancia materna, incluido el momento del componente del currículum de salud materna e infantil, la experiencia personal previa en lactancia materna, el género, las prácticas culturales y la legislación16.El vínculo con la raza y el género parece funcionar a través de su efecto sobre las actitudes y la exposición, un estudio realizado con estudiantes de enfermería caucásicos y afroamericanos mostró que los estudiantes tenían actitudes favorables con respecto a la lactancia materna, pero consideraron que la alimentación con fórmula era más práctica. Las probabilidades de experimentar exposición y actitudes positivas hacia la lactancia materna fueron aproximadamente 3 veces más altas en los estudiantes caucásicos que en los estudiantes afroamericanos17.
     Los profesionales de la salud, incluidos los estudiantes de enfermería, no siempre reciben una educación adecuada en lactancia materna durante su programa de educación fundamental para ayudar a las madres de manera efectiva16. Una adecuada formación y reciclaje de enfermería se refleja en la mejora de la práctica enfermera y en consecuencia el aumento de la prevalencia de la lactancia materna18.


6. CONCLUSIÓN

     A la luz de todo lo expuesto anteriormente:
  • Los participantes del estudio obtuvieron una actitud neutra hacia la lactancia y un nivel medio de conocimientos en esta práctica.
  • En relación con los conocimientos, se encontraron diferencias estadísticamente significativas en los factores de perfil académico:
    • El porcentaje de conocimientos bajos en lactancia fue descendiendo conforme aumentaba el curso académico, mientras que el porcentaje de conocimientos altos en lactancia fue aumentando conforme aumentaba el curso.
    • Los alumnos que habían rotado por estos servicios de neonatología mostraban un nivel más alto de conocimientos frente a los que no habían rotado por esos servicios.
    • El porcentaje más alto de conocimientos altos en conocimientos así como el porcentaje más bajo en conocimientos bajos en lactancia materna lo presentaba el grupo que había rotado con la matrona y había asistido a grupos de apoyo a la lactancia materna.
    • El grupo que consideraba que tenía suficientes conocimientos en lactancia materna obtuvo el porcentaje más alto del nivel de conocimientos mientras que el porcentaje más alto de conocimientos bajos fue del grupo que consideraba que no tenía suficientes conocimientos en lactancia materna.
  • En referencia a la actitud, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre una actitud favorable hacia la lactancia materna y los factores de ámbito académico y perfil sociodemográfico que condicionaran positivamente estas actitudes.
  • Por último, cabe destacar que el estudio ha contribuido a una conclusión personal de la cual cabe estacar que “los futuros profesionales de la salud desconocen muchos conceptos en lactancia materna, quizás por falta de interés personal o de educación sanitaria, pero son estos los futuros encargados de fomentar una práctica tan beneficiosa como esta. Se deben impartir más conocimientos en lactancia materna para definir una actitud más positiva y un grado de conocimientos mayor”.
 
7. AGRADECIMIENTOS

     Gracias a todos los profesionales sanitarios que me han ayudado en un camino tan largo como ha sido mi formación en esta práctica tan bonita.


​​​​​​​8. BIBLIOGRAFÍA
  1. Adelina García Roldán, E. G.-H. Guía de Práctica Clínica sobre la lactancia materna. En S. S. Ministerio de Sanidad. Vitoria-Gasteiz: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco Donostia-San Sebastián, 1 – 01010 Vitoria-Gasteiz. (2017).
  2. Balogun OO, O. EInterventions for promoting the initiation of breastfeeding (Review). Cochrane Library, 11(CD001688), 95. . (2016).
  3. Casás, S. I. (s.f.). Lactancia materna en un hospital comarcal: factores socioculturales y sanitarios que pueden influir en su eleccion y mantenimiento.
  4. Dras Sara M. Macías, S. R. Leche materna: composición y factores condicionantes de la lactancia. Arch Argent Pediatr, 423-430. (2006).
  5. García, M. J. Ventajas de la lactancia materna. Medicina Naturalista, 1(ISSN: 1576-3080), 44-49. (2000).
  6. Manuel Enrique Romero, S. A. Influencia de las prácticas hospitalarias en el incio y mantenimiento de la lactancia materna. Enfermería Clínica, 194-202. (2004).
  7. Ortega, M. I. Lactancia materna exclusiva. Medigraphic Artemisa en lína, 50(4), 174-178. (Julio-Agosto de 2007).
  8. Patricia Molinero Diaz, M. J. Resultado de una intervencion de educacion para la salud de la lactancia materna. Enfermería clínica, 25, 235-238. (2015).
  9. Velillas, J. M. (s.f.). Lactancia y medicamentos: una compatibilidad casi siempre posible. En C. d. AEP.
  10. Aguilar-Navarro, H., Coronado-Castilleja, A., Gómez-Hernández, O., & Cobos-Aguilar, H. Adaptación de la Iowa Infant Feeding Attitude Scale en población mexicana. Acta Pediatr Mex, 37(3), 149-158. (Mayo de 2016).
  11. Domínguez Simón, M. J. Fundamentos básicos de Enfermería para la lactancia materna. Enfermería Obstétrico-Ginecológica, 1-30. (2016).
  12. Yang SF, B. E. Expectations and experiences of nursing in supporting new mothers to breastfeed: a descriptive quealitative study. Clin Nurs, 10. (Febrero de 2019).
  13. Folker-Maglaya C, P. M. Implementing a breastfeeding tookit for nursing education. Perinat Neonatal Nurs, 32(2), 153-163. (Apr-Jun de 2018).
  14. Kavanagh KF, L. Z. Breastfeeding knowledge, attitudes, prior exposure, and intent among undergraduate students. EPubMed, 4(28). (Nov de 2012).
  15. Ben Natan M, H. T. Breastfeeding knowledge, attitudes, intentions, and perception of support from educational institutions among nursing students and students from other faculties: a descriptive cross-sectional study. Nurse Educ Today, 68, 66-70. (September de 2018).
  16. Yang SF, S. Y. Breastfeeding knowledge and attitudes of health profesional students: a systematic review. Int Breastfeed, 20, 8-13. (February de 2018).
  17. UT, J. Breastfeeding exposure, attitude and intentions of African American an Caucasian College Students. Hum Lact(10), 149-156. (February de 2017).
  18. María Carmen Martín Rojano, R. J. Estrategias para fomentar la lactancia materna en el puerperio. 1(106). (2016).
  19. Áurea Tamami Minagawa Toryiama, E. F. Lactancia materna, ¿qué ha cambiado en la última década? Revista Latino-Americana de Enfermagem, 25. (2017).
 


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Atención de enfermería ante la agresión sexual en adolescentes
Conocimientos de Enfermería en lactancia materna para la educación en salud de la mujer embarazada y el recién nacido
La incidencia de la diabetes en el riesgo cardiovascular
Factores desencadenantes del cese precoz de la lactancia materna
Tratamiento del dolor en oncología pediátrica
Actualización para la Enfermería en educación para la salud en la diabetes mellitus.
  Últimas Noticias
D. Pedro Velasco Sierra, colegiado honorífico, in memoriam

D. Pedro Velasco Sierra, colegiado honorífico, in memoriamEl pasado mes de octubre falleció D. Pedro Velasco Sierra, colegiado honorífico de nuestra institución, un profesional íntegro y amante de la enfermería a la que se dedicó con profunda vocación de servicio a los demás. Desde el Colegio expresamos nuestras condolencias a su familia y dejamos esta breve semblanza de recuerdo para que su memoria y su legado perduren para siempre. D.E.P.
Exito de la Jornada de enfermería quirúrgica celebrada el pasado 17 de octubre en Valdepeñas

Exito de la Jornada de enfermería quirúrgica celebrada el pasado 17 de octubre en ValdepeñasEl pasado día 17 de octubre se celebró en el salón de actos del hospital general de Valdepeñas la Jornada de Enfermería Quirúrgica organizada por el Colegio de Enfermería de Ciudad Real con la colaboración del SESCAM y la Asociación Española de Enfermería Quirúrgica y el patrocinio de la multinacional del sector, MBA.
Atención de enfermería ante la agresión sexual en adolescentes

Atención de enfermería ante la agresión sexual en adolescentesActualmente, la desigualdad entre hombres y mujeres genera violencia de género sufrida por la figura femenina . La disponibilidad y acceso a una atención sanitaria de calidad es un requisito necesario y positivo para reducir su prevalencia. Con esta investigación se busca formar a los profesionales sanitarios para que sepan actuar ante estas situaciones con la consecución inmediata de su detección e intervención.



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS