Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
26 de septiembre de 2021
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas

Cuidados de enfermería en el paciente sometido a terapia de hemodiálisis


Los riñones cumplen funciones esenciales para la integridad del ser humano, si estos se alteran pueden provocar la muerte. Una de las vías de tratamiento más utilizadas en los últimos años es la terapia de hemodiálisis. Esta técnica simula el funcionamiento normal de los riñones cuando alguien la tiene alterada o incluso casi eliminada por completo

Actualizado 18 agosto 2021
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
RESUMEN
Los riñones cumplen funciones esenciales para la integridad del ser humano. Principalmente se encarga de eliminar sustancias, toxinas y líquido sobrante de la sangre. Si la funcionabilidad o estructura de estos órganos se ven alteradas, como consecuencia se va a producir la acumulación de productos de desecho y liquido en el interior del organismo, provocando una serie de alteraciones e incluso la muerte.
Una de las vías de tratamiento más utilizadas en los últimos años es la terapia de hemodiálisis. Esta técnica simula el funcionamiento normal de los riñones cuando alguien la tiene alterada o incluso casi eliminada por completo. (1)
En este sentido, nos encontramos ante un procedimiento capaz de eliminar sal, agua y productos de desecho acumulados en exceso; mantener los niveles adecuados de minerales, electrolitos y vitaminas del organismo; y, de colaborar en la regulación de los valores de presión arterial y en la producción de glóbulos rojos.
Para que esta técnica se pueda poner en funcionamiento en el paciente con enfermedad renal terminal, es necesario que esté presente el profesional de Enfermería, pues es el encargado de proporcionar la información completa del procedimiento, de resolver las dudas, de la preparación física del enfermo y de la máquina del hemofiltro; así como de realizar la conexión paciente-hemofiltro y de vigilar el adecuado desarrollo del curso.(2)
 
INTRODUCCION
Uno de los grandes enemigos contra los que el personal de Enfermería lucha en la mayor parte de las unidades hospitalarias es la patología renal. La enfermedad renal crónica (ERC) fue definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un problema de salud pública debido a su elevada incidencia y prevalencia en la población a nivel mundial.
Además, se trata de una patología que presenta un importante gasto para el sistema sanitario e impacto social, por su carácter de cronicidad, complejidad de los cuidados que precisa y el elevado numero de personas que fallecen por dicha enfermedad.(3)
Se trata de una afección muy limitante para la persona que lo padece pues supone una clara disminución de la calidad de vida. En definitiva, es una enfermedad que cursa con una alteración estructural o funcional en los riñones, provocando daños en la orina, sangre, filtrado glomerular y una disminución en la masa renal progresivos.
Uno de los mayores inconvenientes de la ERC, es que, avanza muy rápido, es decir, que una vez que se ha establecido esta disfunción renal, progresa a etapas más graves con gran rapidez, por lo que el objetivo fundamental de todo profesional de Enfermería va a ser el diagnóstico precoz.(4)
Para ello es necesario comenzar a actuar en los grupos de edad de riesgo, en concreto, alrededor de la cuarta década de vida. Este momento vital es en el que se ha visto que se produce un gran descenso de la filtración glomerular, estableciéndose como fórmula generalizada la pérdida de ml/min/año.
Sumándose a lo anterior, a partir de esa edad, comienza a reducirse progresivamente la masa renal y comienzan a hacerse notorios los glomérulos que están esclerosados como consecuencia del paso de los años y de la existencia de otras patologías que pudieran incrementarlo como la diabetes mellitus. (3)
Por lo tanto, en este artículo, estamos estudiando una de las patologías más invalidantes e incapacitantes del ser humano, pues va a verse perjudicados factores como la posibilidad de realización de las actividades de la vida diaria, la calidad de vida o las relaciones sociales. Una vez más se hace visible la función imprescindible de la Enfermería, pues es elemento esencial en la prevención, diagnóstico, curación y rehabilitación de este tipo de pacientes.(4)
 
MATERIAL
Para la elaboración de este documento se han utilizado un total de 3 fuentes bibliográficas entre las que destacan fundamentalmente la Biblioteca Cochrane, Pubmed y Dialnet, de las cuales se han obtenido un total de 7 documentos, protocolos y procedimientos de Enfermería a revisar.
METODO
Se ha realizado una revisión bibliográfica basada en el estudio descriptivo de corte analítico de las modificaciones en calidad de vida de  la población con factores de riesgo para la enfermedad renal, centrándome en las intervenciones de enfermería eficaces para la prevención de recaídas o reagudizaciones; así como la identificación temprana y el tratamiento de elección en situaciones de urgencia por medio de la educación para la salud en materia de la patología para los profesionales de la salud, adultos y niños que lo padecen y sus familiares responsables de ellos.
 Para la elaboración del presente artículo, se ha realizado una profunda búsqueda bibliográfica, una revisión y síntesis de todo lo encontrado referente al tema de estudio publicado en los últimos 5 años.
 
RESULTADOS
  • La enfermedad renal crónica es padecida por 1 de cada 10 personas a nivel mundial, teniendo como consecuencia una serie de complicaciones irreversibles que limitan la calidad de vida del paciente.
  • El principal tratamiento mundialmente utilizado en pacientes con ERC es la terapia de hemodiálisis.
  • La ERC desencadena una serie de alteraciones que comprometen la salud del enfermo. Es común la aparición de la ansiedad, estrés, inmovilidad, fatiga o aislamiento social.(5)
  • La tristeza se enmarca como uno de los principales factores de riesgo estudiados en los últimos años para los pacientes con ERC, aunque no establecen diferencias entre hombres y mujeres.
  • El nerviosismo se ha encabezado como la forma de mostrar la preocupación emocional o psicológica sobre la enfermedad, ingresos económicos o destinos de vida del paciente y su familia.(6)
  • El personal de enfermería precisa de una constante formación en materia del tratamiento de este tipo de pacientes, pues a pesar de la diálisis, la calidad de vida de la mayor parte de ellos va en progresivo descenso.
  • La mejora de la calidad de atención prestada depende en gran parte del trabajo realizado por el equipo de salud que atiende al enfermo. Es fundamental la participación y las expectativas con las que se trabaja en una unidad de hemodiálisis.(7)
 
DISCUSION
El primer punto importante dentro de las funciones de la enfermera responsable de este tipo de paciente se sustenta en la identificación de Diagnósticos de Enfermería (DdE) como forma de comunicación entre los diferentes miembros del equipo interdisciplinar que prestará cuidados al enfermo renal.
En este sentido servirán de iniciativa los denominados diagnósticos reales, pues son aquellos que definen los problemas de salud o alteraciones del enfermo, que constan de una serie de sintomatología y características definitorias.(3)
Ejemplo claro de ello sería el exceso de líquido que presentan los enfermos renales cuando son candidatos a recibir tratamiento de hemodiálisis, pues está acompañado de complicaciones como la hipertensión, disminución de diuresis, aumento de peso, fatiga o hipotermia.
Por otro lado, el personal de enfermería deberá proceder a determinar los diagnósticos de riesgo, es decir, aquellos basados en el juicio clínico de la enfermera sobre la existencia de vulnerabilidad del enfermo para desarrollar un problema concreto. Los principales diagnósticos que preocupan al personal de enfermería es el riesgo a la infección o al deterioro de la integridad cutánea, pues se tratan de dos complicaciones muy comunes en este tipo de pacientes y difíciles de controlar.(4)
En adhesión al proceso de diagnóstico precoz de ERC, es fundamental que el personal de Enfermería desarrolle su función fundamental de Educación para la Salud (EPS), ya que, por medio de esta actividad, se transmite el conocimiento científico-técnico que supone la guía para el autocuidado de los enfermos, capacitándoles en la toma de decisiones de su tratamiento y participando para obtener los mejores resultados. En definitiva, educar en salud es aumentar la independencia del paciente con ERC.(5)
Llegados a este punto, se hace notoria la importancia del establecimiento de una buena relación enfermero-paciente. La confianza es la base para el éxito en la prevención y tratamiento de hemodiálisis. Una vez creada esa línea de unión, resulta imprescindible la participación del familiar o de la persona que el paciente desee que se encargue de sus cuidados.
La participación familiar es un acto esencial en el cuidado y atención de los pacientes con ERC, ya que se trata de un elemento capacitante para realizar las buenas prácticas y hábitos que aumenten la calidad de vida del enfermo cuando no sea capaz de valerse por sí mismo. La insuficiencia renal es una patología muy prolongada en el tiempo, por lo que apoyarse en la familia, tendrá como resultado la disminución de la tensión o ansiedad y la cooperación en el cuidado.(6)
Sin embargo, pese a todo lo anterior señalado, es necesario determinar que el objetivo principal de todo procedimiento de enfermería que se realice en el enfermo debe ir orientado a la satisfacción del mismo. Sólo así se podrán suplir aquellas deficiencias y necesidades del paciente en hemodiálisis, se respetarán sus opiniones y decisiones, teniendo como resultado una atención de la máxima calidad individualizada.(7)
 
CONCLUSIONES
Las enfermedades de carácter crónico son aquellas que reciben la mayor parte de la atención prestada por los profesionales de salud en todos los centros sanitarios. La razón que sustenta dicha afirmación es la elevada morbi-mortalidad que estas patologías llevan asociadas, por lo que algunas de ellas son consideradas enfermedades de salud pública, como es el caso de la ERC.
El personal de Enfermería, una vez más, es el personaje imprescindible en cualquier enfermo renal sometido a hemodiálisis. Cumple una función esencial en el diagnóstico precoz, prevención de complicaciones, promoción de hábitos saludables y, por lo tanto, en la mejora de la calidad de vida que tan mermada se ve en este tipo de pacientes.
Una buena atención sanitaria a este tipo de pacientes requiere que el equipo de enfermería, medicina y demás miembros, estén en una continua formación, pues solo así se podrán poner en práctica las mejores evidencias científicas para obtener los mejores resultados en el tratamiento de la enfermedad renal.
 
 
BIBLIOGRAFIA
1.        Walead Latif, MD, Newark, NJ. David Zieve M. Diálisis y hemodiálisis [Internet]. MedlinePlus. 2020. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000707.htm
2.        Kotanko P, Kuhlmann MK CCLN. Hemodialysis: principles and techniques. In: Feehally J, Floege J, Tonelli M, Johnson RJ,eds. Comprehensive Clinical Nephrology. Elvesevier. 2019;6:Chapter 93.
3.        Esperanza Z, Ángel Á, Alberto G, Castaño D, Leonardo D, Cortes T, et al. Cuidados de enfermería en el paciente con enfermedad renal crónica en hemodiálisis : una revisión sistemática. Enferm Nefrol [Internet]. 2016;19(3):202-13. Disponible en: httpsscielo.isciii.esscielo.phpscript=sci_arttext&pid=S2254-28842016000300003
4.        Gutiérrez M, Chanel R, López P. Enfermedad renal crónica en el adulto mayor. Rev Finlayfile///D/file///D/BOLSA 2021/ARTICULOS/HEMODIALISIS/2255-3517-enefro-22-02-168.pdfBOLSA 2021/ARTICULOS/HEMODIALISIS/2255-3517-enefro-22-02-168.pdf [Internet]. 2018;8(1):1-8. Disponible en: httpscielo.sld.cuscielo.phpscript=sci_arttext&pid=S2221-24342018000100001
5.        Morais G, Pinheiro A, Gomes MB, Medeiros N, Costa SM De, De RR, et al. Calidad de vida en pacientes con insuficiencia renal crónica en hemodiálisis. Enfermería Global. 2016;5-70.
6.        Auxiliadora M, Ruiz M. Estudio del estado emocional de los pacientes en hemodiálisis. Enferm Nefrol. 2017;20(1):48-56.
7.        Cuevas-budhart MÁ, Ruth B, Martínez G, Bolaños EA, Barrera MJ, Souza ADA, et al. Diseño y validación de un nuevo registro clínico de enfermería , para la continuidad de los cuidados y seguridad del paciente en hemodiálisis. Enferm Nefrol. 2019;22(2):168-75.
 
 


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Ventajas de la Implantación de un Port-a-Cath en pacientes oncológicos, revisión bibliográfica
Pautas fundamentales del autocuidado del pie diabético
Neumonía Zero
Urgencias enfermeras ante malos tratos
Análisis sobre cómo ayudar afrontar el duelo en los niños
Vía Intraósea en Urgencias y Emergencias
  Últimas Noticias
Ventajas de la Implantación de un Port-a-Cath en pacientes oncológicos, revisión bibliográfica

Ventajas de la Implantación de un Port-a-Cath en pacientes oncológicos, revisión bibliográficaLa quimioterapia intravenosa es uno de los tratamientos del cáncer más tradicionales, uno de los CVC es el Port-A-Cath, el cual abordamos en este artículo donde conoceremos las ventajas del uso de un Port-a-cath en comparación con el acceso venoso periférico en paciente Oncológico
Pautas fundamentales del autocuidado del pie diabético

Pautas fundamentales del autocuidado del pie diabéticoLos pacientes con diabetes tipo 2 requieren un control basado en un régimen de autocuidado que favorezca el monitoreo de la enfermedad, donde el individuo participe activamente. El objetivo principal es dar a conocer a las persones diabéticas los cuidados pertinentes.
Neumonía Zero

Neumonía ZeroLa neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAV), es aquella que se produce en pacientes con intubación endotraqueal o traqueotomía y que no estaba presente en el momento de intubación. Su incidencia aumenta la mortalidad en estos pacientes, así como la estancia hospitalaria.



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS