Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
18 de agosto de 2019
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas
XX Premios de Investigación en Enfermería

La ansiedad y miedo frente al parto en mujeres primíparas y multíparas en el Hospital General Mancha Centro

La ansiedad y miedo frente al parto en mujeres primíparas y multíparas en el Hospital General Mancha Centro

El miedo y la ansiedad frente al parto está aumentando en nuestra población. Este hecho tiene gran interés para los profesionales sanitarios, pues solucionándolo, surgirán menos complicaciones y se hará de este proceso, algo más llevadero y sencillo. Debido a esto nos preguntamos los factores que pueden influir en ello.

Actualizado 16 julio 2018
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
RESUMEN
Fundamento: El miedo y la ansiedad frente al parto está aumentando en nuestra población. Este hecho tiene gran interés para los profesionales sanitarios, pues solucionándolo, surgirán menos complicaciones y se hará de este proceso, algo más llevadero y sencillo. Debido a esto nos preguntamos los factores que pueden influir en ello.

Objetivo: Determinar el nivel de ansiedad que tienen las mujeres embarazadas en la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan que van a dar a luz y valorar si el número de hijos influyen en su nivel de ansiedad.
Material y métodos: Estudio descriptivo, transversal y observacional. Se recogieron 140 muestras durante un periodo de tiempo de tres meses.

Resultados: El 84.7% de las mujeres primíparas tienen miedo al parto. Las mujeres multíparas que acuden a clases de preparación al parto tienen significativamente menos ansiedad que las multíparas que no acuden (20.5% vs 50.1%; p=0.041). El 84.7% de las multíparas reconocen la utilidad de las clases de preparación al parto.

Conclusiones: La ansiedad frente al parto es alto según la escala Goldberg y bajo según la escala Hamilton. Las primíparas tienen más miedo al parto. Las primíparas acuden más a clases de preparación al parto, beneficiándose más las multíparas.

Palabras clave: Femenino; Embarazo; Tercer trimestre; Ansiedad; Miedo al parto.

 
INTRODUCCIÓN
El miedo y la ansiedad a lo desconocido nos motiva o nos paraliza; nos puede hacer salir corriendo o quedarnos inmóviles. Día tras día, las mujeres en su tarea de ser madres se encuentran ante una situación totalmente desconocida para ellas, que no solo está rodeada de riesgos para su salud y para la salud del futuro ser, sino que además se caracteriza por miedos, incertidumbres e inseguridades ante lo que está por venir. Para entender un poco más a la mujer en su estado de gravidez, se define la ansiedad como “un estado subjetivo de incomodidad, malestar, tensión, displacer y alarma que hace que el sujeto se sienta molesto” (1). Puede aparecer cuando la mujer se siente amenazada o siente que tiene las cosas fuera de control, activándose el sistema simpático y el endocrino, que junto con la secreción de adrenalina genera la aparición del estado ansioso (2). El miedo puede ser lo que hace a la mujer huir o quedarse y se define como una “emoción primaria de tipo angustioso y desagradable que se presenta ante un peligro, ya sea real o imaginario. Puede aparecer por un suceso del presente, del pasado o por la anticipación de un suceso futuro” (3). En ocasiones esta anticipación al futuro hace que la mujer gestante entre en un bucle de realimentación que ocasionará más malestar y miedo del que pudiera considerarse normal.
 
Cabe destacar que la persona es un ser bio-psico-social y desde un punto de vista físico, el embarazo en la mujer provoca ciertas alteraciones como:
  • Cardiovasculares (varices, hipotensión, edemas…)
  • Respiratorias (disminución de la capacidad pulmonar, taquipnea…)
  • Alteraciones en el sistema hematológico (aumento de volumen plasmático, anemia fisiológica…)
  • Renales (aumento del tamaño de los rines, disminución de la capacidad vesical, digestivas (reflujo gastroesofágico, pirosis, ptialismo, estreñimiento, hemorroides, gingivitis…)
  • Endocrinas (aumento de cortisol, hormona paratiroidea…)
  • Aparato locomotor (hiperlordosis lumbar, hernias, calambres…)
  • Piel (arañas vasculares, eritemas, estrías, aumento de la sudoración…)
  • Aparato reproductor (leucorrea, varices valvulares…)
  • Alteración en las mamas (aumento del tamaño de las mamas, areolas, aparición de calostro…)
  • Aparato oftalmológico (padecen de visión borrosa).
Aparte de las citadas, también se producen otras alteraciones psicológicas como la incertidumbre de saber que va a pasar, el miedo a lo desconocido, la experiencia previa de otro parto o cesárea, enfermedades relacionadas con el feto como malformaciones, el desconocimiento de ciertos síntomas etc (4).

Diversos estudios afirman que influyen otros factores como la edad gestacional, el número de partos previos o la historia obstétrica (5).

Además de estos factores, también existen otros que pueden influir en desarrollar ansiedad durante el embarazo, como la falta de apoyo paterna o falta apoyo social, embarazo no planeado, complicaciones en embarazos previos y pérdidas neonatales (6). Así mismo tiene un papel muy importante la personalidad de la mujer, porque según sea su personalidad enfocará el embarazo de una u otra forma. Y su conocimiento puede ayudar a mejorar la calidad asistencial y el ánimo de la mujer (7). Todo lo anterior más los cambios hormonales que se producen en el embarazo, genera una situación de estrés que puede provocar tensión, ansiedad y miedo en las gestantes conforme avanza el embarazo al tercer trimestre.
 
Existen diversos estudios como los de Leonetti y Martins (8) que concluyeron que altos niveles de ansiedad estaban relacionados con complicaciones obstétricas, desarrollo fetal inadecuado y problemas en la infancia y adolescencia de la propia mujer. Así mismo en un estudio que realizo Viviette (9) afirmaba que la ansiedad aumenta entre un 10-15% el riesgo para el feto de sufrir una amplia gama de efectos adversos, incluyendo problemas emocionales, síntomas del trastorno de hiperactividad con déficit de atención, o trastornos del desarrollo cognitivo; es decir, cuanto más ansiosa esta la madre, más consecuencias tendrá para el feto. Y además de consecuencias para el feto, también pueden surgir consecuencias para la madre gestante, como padecer Diabetes Mielitus (10).

Según un estudio realizado por Mardorys et al (7) observó que el 67,3% de las 236 pacientes estudiadas, presentaron cierta ansiedad (menor o mayor) según la escala empleada.
 
Además de esto, otro autor hace una diferencia entre aun nivel de ansiedad bajo y un nivel alto. Afirma que existe un bajo nivel ansiedad cuando son embarazos normales, y por el contrario aparece alto nivel de ansiedad cuando está relacionada con ciertas variables como partos prematuros (11). Sin embargo, un estudio realizado por Lara et al (12) explica que además influyen otros factores como haber padecido abusos sexuales en edades tempranas o intentos de suicidios, lo que aumenta el riesgo de padecer ansiedad prenatal entre 2.46-2.51%.
 
Otro estudio ha descubierto que a veces la ansiedad se presenta en niveles subclínicos, es decir, no hay evidencia de síntomas de ansiedad, por lo que, al no tratarlo, aumenta más la ansiedad. Así mismo, afirma que en estados tempranos del embarazo cuando se presentan síntomas de depresión, aumentan las posibilidades de padecer síntomas ansiosos en el tercer trimestre del embarazo (13). Según una investigación realizado por Teixeira et al,  afirma que las mujeres nulíparas que tienen mayor ansiedad en el primer trimestre respecto a las mujeres multíparas que alcanzan mayores niveles de ansiedad en el tercer trimestre de embarazo puesto que se acerca más el momento del parto (14).  

Además, otro estudio demostró que un 30,77% de las mujeres estudiadas presentaron niveles de ansiedad que estuvo relacionado con diversos factores como un mayor miedo al dolor y peor tolerancia del mismo (6).
 
Es importante destacar el estudio de Astrid George, el cual demostró que las mujeres que padecían ansiedad prenatal, también la padecerían en el periodo de postparto (15). Este hecho llevaría consigo un peor comportamiento de adaptación hacia la nueva vida y situación. Por otro lado, un trabajo realizado por el Dr. Alder afirma que las mujeres gestantes que padecen ansiedad antenatal y depresión, manifiestan más síntomas físicos que repercuten en su vida cotidiana (16).

No obstante, a pesar de todo lo anteriormente comentado, existen otros factores sociológicos y psicológicos que puede tener cierta influencia en desarrollar ansiedad durante el embarazo. Un estudio concluyó que las mujeres que tenían un gran número de descendientes femeninas manifestaban mayores niveles de ansiedad respecto a las que tenían descendientes varones, lo que se puede deber a su religión y/o cultura (17).
 
Así mismo, otra investigación en 397 gestantes realizado Rwakarema et al, demostró que también es muy importante en el nivel socio- económico de la mujer gestante. Existiendo una correlación entre la economía y la buena o mala relación con su pareja. Por ejemplo, afirma que cuando una mujer gestante tiene una buena relación con la pareja y un nivel socio-económico bajo tiene una menor probabilidad de parecer ansiedad y depresión. Mientras que una mujer con mala relación con su pareja y un nivel socioeconómico bajo padece un mayor riesgo de sufrir ansiedad y depresión (18). Así mismo otro estudio Delphi también demostró la importancia del apoyo entre las parejas que están esperando un hijo/a para reducir el riesgo a sufrir ansiedad en el periodo prenatal (19).
 
En el embarazo las mujeres no solo experimentan periodos de ansiedad, sino que también se caracteriza por miedos e incertidumbres. Según las investigaciones de Storksen (21) el porcentaje de sufrir miedo al parto está aumentando en las mujeres de países europeos. Este hecho lo relacionan con el tipo de vida, la incorporación de la mujer al trabajo. Aunque también afirman que puede tener relación con el estado anímico de la mujer y sus expectativas. Sin embargo, otro estudio afirma que solo el 8% de las encuestadas padecían miedo (20). Además, el 32.8% de estas mujeres manifiestan predilección por parto por cesárea, por el contrario solo el 12.7% fueron programadas. El 24% de las mujeres presentan miedo al parto debido a una mala experiencia previa (21). No obstante, otro trabajo afirma que ha aumentado un 22% la experiencia negativa en un parto previo en mujeres con alto miedo, frente a un 9% en mujeres con bajo miedo al parto (22).
 
No solo está relacionado con el estilo de vida, las costumbres etc, como se afirma en el estudio anterior. También existe otro factor importante en este miedo al parto, como son las experiencias previas, y no solo hablamos del tipo de parto, sino en cómo se encontraba la mujer psicológicamente en el momento del parto y como lo percibió (23). Por el contrario, otro investigador afirma que lo que más influye en el miedo al parto es estar desempleado, y por supuesto cuando hay un mayor miedo es en el tercer trimestre. Este estudio obtuvo como resultado que el 31% de las mujeres tenían bajo miedo, siendo el 18.4% las que presentaban un miedo alto y por último un 4.8% con miedo severo ante el parto (24).
 
Existe una creencia de que las mujeres con miedo al parto prefieren tener un parto por cesárea, siendo sorprendente que en realidad las mujeres nulíparas con miedo al parto dan a luz mediante un parto vaginal (25). Sin embargo, un estudio realizado por Räisänen et al, afirma que las mujeres nulíparas presentan un  2.5% de miedo ante el parto frente a las multíparas que presentan un 4.5% (26).
En el miedo al parto no solo influye si la mujer es nulípara o multípara, sino que también influyen las expectativas de cada mujer y otros factores como es la anestesia epidural. Es por esto que las mujeres con miedo al parto suelen tener partos más largos respecto a las mujeres con bajo miedo.
 
El miedo al parto también influye en la forma de parto, debido a esto el 44,4% de las mujeres que no presentan miedo al parto tuvieron un parto vaginal sin complicaciones, respecto a un 25.5% de mujeres con miedo al parto (27).

Todo esto juega un papel importante en la decisión de la mujer de cómo prefiere el parto, dejándose influenciar, por sus experiencias previas, así como por su estado de ánimo y seguridad (28).

Aunque la ansiedad prevalece en el periodo perinatal, también puede producirse en el postparto. Debido a esto, se debe tener especial cuidado en detectarlo antes de tiempo para poder actuar con más eficacia y rapidez, evitando efectos adversos para ambas partes. También es importante señalar que la educación en el momento del embarazo es de gran importancia y sirve de ayuda para todas las gestantes (29).
Nadie, salvo la mujer embarazada, puede entender lo que se siente ante esta situación nueva en su carrera por ser madre. Por ello, en este estudio pretendemos analizar las variables que pueden influir a la hora de padecer esta ansiedad y miedo, haciendo hincapié en si son mujeres que ya han tenido hijos previos o por el contrario es su primer hijo.
 
Para ello usaremos dos escalas de Ansiedad, la escala de Hamilton (30,31) y la escala Goldberg (32). Se trata de un estudio descriptivo, transversal y observacional (33).
 
El objetivo principal de este estudio es determinar la ansiedad de las mujeres primíparas y multíparas en el momento del parto en la Gerencia de Atención Integrada (G.A.I) de Alcázar de San Juan. Además de este objetivo principal, también analizaremos la relación entre la edad de la mujer, la paridad y el miedo y la ansiedad frente al parto.

Y por último estudiaremos la relación entre las clases de preparación al parto y la ansiedad y miedo frente al parto.
 

OBJETIVO PRINCIPAL
Determinar el nivel de ansiedad que tienen las mujeres embarazadas en la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan que van a dar a luz y valorar si el número de hijos e hijas influyen en su nivel de ansiedad.
 
OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
  • Analizar la relación entre la edad de la mujer, la paridad y el miedo y la ansiedad frente al parto.
  • Estudiar la relación entre las clases de preparación al parto y la ansiedad y miedo frente al parto.
 
 
MATERIAL Y MÉTODO
1.1 Tipo de estudio
Se trata de un estudio descriptivo, transversal y observacional.

1.2 Criterios de inclusión:
  • Mujeres gestantes que se encuentran en el tercer trimestre de embarazo y que acuden al centro de salud y/o a consultas externas de ginecología del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).
  • Mujeres que hayan alcanzado la mayoría de edad.
  • Mujeres que han rellenado el cuestionario y éste se encuentre en buen estado y sea legible.
1.3 Criterios de exclusión:
  • Embarazadas a las que se les haya diagnosticado una malformación o anomalía fetal.
  • Gestantes que presenten una enfermedad grave que condicione el modo de parto o la finalización del embarazo.
  • Falta de comprensión lingüística.
  • Mujeres que no prestaron su consentimiento para participar en el estudio después de aportarles la hoja de información.
1.4 Consideraciones éticas:
El presente estudio se realizó de acuerdo con los Principios Básicos para toda Investigación Médica, Declaración de Helsinki, respetando los principios legales aplicables (generales y autonómicos) sobre protección de datos personales, así como los referentes a los derechos y obligaciones en materia de información y documentación sanitaria. Previa a la realización del estudio se solicitó la autorización al Comité de ética de la Investigación del Hospital General La Mancha Centro.
 
1.5 Población diana:
La población a estudiar son las mujeres gestantes del área de salud que acuden de forma consecutiva al centro de salud y/o a consultas externas de ginecología del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y deben presentar su consentimiento verbal voluntario para participar. En la gerencia de atención integrada (GAI) de Alcázar de San Juan se producen unos 1.000 partos al año (998 para el año 2015).
 
1.6 Tamaño muestral:
He recogido una muestra de 140 pacientes en total en el centro de salud y en  las consultas externas de ginecología del Hospital Mancha Centro, durante un periodo de tiempo de tres meses, empezando el 1 Julio de 2016 y finalizando la recogida de muestras el 1 Septiembre de 2016.
 
1.7 Recogida de datos:
Se llevará a cabo mediante la realización de encuestas a todas las participantes donde se recogerán las principales variables socio-demográficas y de percepción del parto (Anexo I). Adicionalmente también se realizarán dos escalas para estimar la ansiedad en las mujeres gestantes.
 
Las dos escalas utilizadas son la escala de Goldberg (31), que es un instrumento de cribaje para detectar la ansiedad. Se trata de una escala de 9 ítems con respuesta dicotómica sí o no. Se estructura en 4 ítems de despistaje para determinar si es probable que exista o no un trastorno mental, y un subgrupo de 5 ítems que solo se contestarán si se han obtenido respuestas afirmativas en dos o más de las 4 preguntas anteriores de despistaje. El punto de corte se establece en ≥4 ansiedad probable. (Anexo II).
 
Y la escala Hamilton (29,30), es una escala de observación que permite determinar el grado de ansiedad total del paciente. Se trata de una escala de 14 ítems, los cuales se puntúan de 0 ausente a 4 muy grave/ incapacitante. Los puntos de corte varían de 0- 17 no ansiedad o leve ansiedad; entre 18- 24 indica ansiedad moderada y finalmente una puntuación ≥25 indica ansiedad severa. (Anexo III).
 
Las encuestas son anónimas y voluntarias y se solicitará siempre el consentimiento verbal a todas las participantes, mediante una hoja de información al paciente. (Anexo IV)
 
Los datos se recogerán en una base de datos Excel creada específicamente para el estudio.
 
1.8 Análisis de datos:
Se realizará un análisis descriptivo de todas las variables recogidas en el estudio. Las variables cuantitativas se describen mediante medida de tendencia central (media o mediana) acompañada por medidas de dispersión (desviación estándar o rango intercuartílico) según si la variable sigue una distribución normal o no. Las variables cualitativas se describen mediante frecuencias absolutas y relativas. Para la comparación entre grupos (nulípara vs multíparas) se ha utilizado el test chi-cuadrado o el test exacto de Fisher cuando fue necesario. 

Todos los cálculos se realizarán con el programa informático SPSS (versión 18) y Excel 2010. Se ha utilizado un valor de p <0.05 como valor significativo.
 
1.9 Tipos de variables:
  • Edad: variable cuantitativa. Medida en años.
  • Nivel de estudios: variable cualitativa. Sin estudios cuando la paciente no acabó los estudios de primaria. Estudios de primaria cuando finalizó los estudios de primaria pero no cursó ninguno de secundaria. Estudios secundarios cuando realizó el instituto, pero no continuó. Bachillerato, cuando realizó los estudios postobligatorios. Por último estudios universitarios cuando acabó una carrera.
  • Estado civil: variable cualitativa. Diferenciando entre si la mujer está soltera o por el contrario ha contraído matrimonio. O si la mujer después de cierto tiempo de matrimonio, se ha separado.
  • Número de hijos previos: variable cuantitativa. Medida por el número de hijos previos.
  • Partos previos por cesárea: variable cualitativa dicotómica. Expresada por sí, si le hicieron cesárea o si por el contrario no.
  • Número de parto previos por cesárea: variable cuantitativa. Medida por el número total de partos previos por cesárea.
  • Sentimiento del parto anterior: variable cualitativa. Expresada mediante un momento mágico, cuando se le atribuye un mayor énfasis debido a que no hubo ningún tipo de complicación como fórceps, sufrimiento fetal etc; un momento bonito, cuando lo recuerda como algo agradable pero no le atribuye tanto énfasis; un momento por lo que se tiene que pasar cuando la mujer lo califica como algo que debe hacer para tener a su bebe y no le otorga ningún énfasis y por último, un momento para olvidar cuando hubo complicaciones en el parto como fórceps, cesárea, sufrimiento fetal etc y le atribuye una experiencia negativa. Para ello se hizo una primera encuesta pidiendo a las mujeres que describieran cómo había percibido el momento del parto. De todas las respuestas, pudimos encuadrarlas en estos cuatro apartados
  • Antecedentes personales: variable cualitativa. Haciendo una distinción entre los antecedentes personales que ha podido padecer la mujer embarazada como abortos, hemorragias antes el parto, fiebre intraparto, desgarros, rotura de la bolsa de aguas o parto pretérmino.
  • Clases de preparación al parto: variable cualitativa dicotómica. Expresada por sí, si acudió a clases de preparación al parto en el parto anterior o si por el contrario no.
  • Utilidad de las clases de preparación al parto: variable cualitativa. Expresada por sí, cuando considera las clases de preparación al parto e gran utilidad, o no, si por el contrario no las considera útiles.
  • Miedo al futuro parto: variable cualitativa dicotómica. La mujer expresa mediante sí o no si considera que tiene miedo al parto.
  • Tipo de miedo: variable cualitativa. La mujer embarazada diferencia entre lo le da miedo como el dolor en el parto, miedo a la matrona/ginecólogo, miedo al anestesista, miedo a que su hijo sufra algún daño o miedo a lo desconocido, a la incertidumbre.
  • Clases de parto en el embarazo actual: variable cualitativa dicotómica. Expresada por si, si acude a clases de preparación al parto o si por el contrario no.
  • Utilidad de las clases de preparación al parto en el embarazo actual: variable cualitativa dicotómica. Expresada por sí, cuando considera las clases de preparación al parto e gran utilidad, o no, si por el contrario no las considera útiles.
  • Antecedentes familiares: variable cualitativa. Haciendo una distinción entre los antecedentes familiares que ha podido padecer la familia de la mujer embarazada como abortos, hemorragias antes el parto, fiebre intraparto, desgarros, rotura de la bolsa de aguas o parto pretérmino.
  • Sentimiento respecto al futuro parto: variable cualitativa. Manifestada por la sensación que tiene la mujer cuando piensa en el momento del parto. Hace referencia a un sentimiento feliz, ansioso, inquieto o miedoso.
  • Sentimiento personal sobre el futuro parto: variable cualitativa. Expresada como un momento mágico, cuando se le atribuye un mayor énfasis debido a que se cree que no habrá ningún tipo de complicación como fórceps, sufrimiento fetal etc; un momento bonito, cuando se espera algo agradable pero no se atribuye tanto énfasis; un momento por lo que se tiene que pasar cuando la mujer piensa que es algo que debe hacer para tener a su bebe y no le otorga ningún énfasis y por último, un momento para olvidar cuando la mujer cree que habrá alguna complicación o tiene un experiencia previa negativa.
  • Tipo de parto que le provoca mayor miedo a la mujer: Variable cualitativa dicotómica. La mujer elige entre el parto vaginal o por cesárea.
 Todas estas variables junto con la puntuación final de las dos escalas empleadas, la escala de ansiedad Hamilton (29,30) y la escala Goldberg (31) fueron recogidas en el cuestionario anónimo que se detalla en el Anexo III.
 

RESULTADOS

a) Características de la población.
Se pasaron encuestas a 140 embarazadas durante el tercer trimestre de embarazo. De las cuales, la menor de ellas tenía 18 años y la mayor 42 años; con una media de 32.07 y una desviación típica de 4.92.

El 39% de las mujeres encuestadas tenía un nivel alto de estudios universitarios. Y la percepción del miedo ante el parto fue similar entre mujeres con estudios universitarios y no universitarios, como se puede observar en la figura 1.
                              

En la tabla 1 se describen algunas características de las pacientes encuestadas como la edad media, el tipo de estudios, el estado civil, la paridad y las características del embarazo anterior en las mujeres multíparas.
 

Las mujeres primíparas asistieron de manera significativa en mayor porcentaje a las clases de preparación al parto frente a las mujeres multíparas. (89.4% vs 70.9%; p=0.005)
Así mismo las mujeres primíparas que acuden a clases de preparación al parto reconocen la utilidad de las mismas significativamente mejor frente a las multíparas. (84.7% vs 70.9%; p=0.037).

El 82.1% de la población total acudieron a clases de preparación al parto en el embarazo actual, siendo el 96.5% las que reconocen la utilidad de las mismas.
 
 
b) Variables relacionadas con el parto:
 
Encontramos resultados similares en la percepción de miedo ante el parto en las mujeres primíparas según la edad. Sin embargo las multíparas ≥30 años afirman tener más miedo al parto.
 

De las mujeres multíparas, el 32.7% de los partos fueron mediante cesáreas, frente a la mayoría de partos vaginales (67.3%).
 
El 41.8% de las mujeres multíparas idealizan su futuro parto como un momento mágico, de lo contrario las mujeres primíparas lo idealizan como un bonito.

Las mujeres multíparas le dan mayor énfasis a un momento para olvidar respecto a las primíparas.
 

Las mujeres multíparas afirman tener menos miedo frente al parto que las mujeres primíparas, como se puede observar en la figura 4.
 

Entre las mujeres primíparas, el miedo a lo desconocido y a que su hijo sufra algún daño constituyen los factores que más ansiedad provocan. Así mismo en las mujeres multíparas, el miedo a lo desconocido es el factor más predisponente para la ansiedad, seguido del miedo al dolor. Los otros factores que también pueden influir en desarrollar ansiedad se pueden observar a continuación:
 
 
Al analizar los sentimientos ante el parto encontramos que se reparten casi equitativamente entre inquietud (36%), miedo (25%) y felicidad (22%); lo podemos observar en la figura 7.
 

El 64.3% de las mujeres afirman que tiene un mayor miedo al parto por cesárea frene al vaginal, como podemos comprobar en la tabla 3.
 

c) Ansiedad frente al parto en las mujeres nulíparas y multíparas.

No encontramos diferencias significativas entre las mujeres nulíparas y las multíparas respecto a la ansiedad frente al parto según la escala de Goldberg (55,3% vs 50,9%; p=0,611).

Según la escala Hamilton tanto las mujeres primíparas como las multíparas tienen una ansiedad frente al parto similar, aunque sin llegar a ser significativo (30.2% vs 29.1%; p=0.650).
  • Ansiedad y asistencia a clases de preparación al parto según la escala Goldberg:
Los niveles de ansiedad de las mujeres multíparas que acuden a clases de preparación al parto en el embarazo actual son ligeramente menores aunque sin llegar a ser significativo respecto a las que no acuden (48.7% vs 56.3%; p=0.612)

Los niveles de ansiedad de las mujeres primíparas que acuden a clases de preparación al parto en el embarazo actual son similares a los niveles de ansiedad de las mujeres que no acuden, aunque no llegan a ser significativos (55.3% vs 55.6%; p>0.999).
  • Ansiedad y asistencia a clases de preparación al parto según la escala Hamilton:
Los niveles de ansiedad de las mujeres multíparas que acuden a clases de preparación al parto en el embarazo actual son significativamente menores que las mujeres multíparas que no acuden (20.5% vs 50.1%; p=0.041)

Los niveles de ansiedad de las mujeres primíparas que acuden a clases de preparación al parto en el embarazo actual son ligeramente menores que las mujeres que no acuden, aunque no son significativas. (29.3% vs 37.5%; p=0.580)
 

Si utilizamos la escala de Goldberg, la mitad de las mujeres tienen ansiedad frente al parto (54%), mientras que si utilizamos la escala de Hamilton, solo un tercio de las mujeres manifiestan ansiedad (30%). Ambos resultados los podemos observar en las figuras 7 y 8.
 
 


 
DISCUSIÓN.
Los resultados de esta investigación muestran que la mayoría de las mujeres tienen estudios universitarios, por lo que pensábamos que al tener cierto nivel de conocimientos afrontarían el momento del parto de una manera más calmada. Sin embargo no hemos encontrado relación alguna entre el nivel de estudios y el miedo frente al parto. No por tener más estudios tienen menos miedo al parto. Esto puede ser porque es un momento que ellas no controlan y saben cómo afrontarlo.

Tampoco hemos encontrado relación entre la edad y el miedo al parto en mujeres primíparas, salvo las multíparas ≥30 años sí que han demostrado tener más miedo al parto. Encontramos otros autores que afirman que el 24% de las mujeres de su estudio tienen miedo al parto (21). Pensamos que estas diferencias se deben a que al ser más mayores su cuerpo está menos adaptado a los cambios que conlleva un embarazo y a que al tener partos previos están más condicionadas.

La mayoría de las multíparas tuvieron a sus hijos mediante parto vaginal, debido a esto, un 64.3% de las mujeres tienen mayor miedo a sufrir una cesárea. Al igual que nuestro estudio, otro estudio realizado por Loke (28) encontró que el 77,1% de las mujeres prefería tener un parto vaginal a un parto por cesárea. Por el contrario en el estudio realizado por Størksen (21), se afirma que el 90% tienen miedo a tener una cesárea. Encontramos una diferencia bastante notable, esto puede ser debido a que nuestra población tiene menos miedo a la cesárea porque están más concienciadas o prefieren no sufrir con el parto vaginal.

A pesar de que el 89.4% de las primíparas acuden a clases de preparación al parto, no hemos encontrado relación entre la ansiedad y las clases de preparación al parto en las multíparas.

Por el contrario si hemos observado que el 70.9% de las mujeres multíparas que acuden a clases de preparación al parto, presentan niveles significativamente menores, según la escala Hamilton.

Según la escala Goldberg el 55.3% de las mujeres primíparas tiene ansiedad frente al parto. No obstante, otra investigación realizada afirma que el 67.3% de su muestra tienen ansiedad frente al parto (1). Esta diferencia puede deberse a que las mujeres de nuestro estudio han acudido a clases de preparación al parto. Según la escala Hamilton obtenemos un porcentaje de miedo al parto menor, que puede ser debido a los diferentes valores de medida de las dos escalas.

Cabe destacar que el 82.1% de la población total acudieron a clases de preparación al parto y la mayoría reconocen su utilidad, por lo que adquirirán mayores habilidades para estar más tranquilas y relajadas durante el parto.

El 84.7% de las mujeres primíparas tienen miedo al parto, a diferencia de lo que se afirma en otros estudios (24,26), lo que nos hace pensar que la información y las estrategias que se están dando en las clases de preparación al parto no son las adecuadas. El mayor miedo de las multíparas y primíparas es el miedo a lo desconocido, por lo que tenemos que establecer nuevas herramientas para disminuir esa sensación que tiene la mujer durante su embarazo.
 
 
CONCLUSIONES
  1. El nivel de ansiedad en las mujeres que dan a luz en la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan es alto según la escala Goldberg. Sin embargo, la ansiedad es más baja según la escala Hamilton.
  2. El haber tenido un hijo previo no parece ser un factor influyente en la ansiedad de la mujer frente al parto, en cambio las primíparas si tienen más miedo al parto que las multíparas.
  3. La edad en las mujeres primíparas no parece ser un factor influyente en la ansiedad, salvo en las mujeres multíparas de más de 30 años.
  4. El nivel de estudios de la mujer no parece influir en el nivel de ansiedad de la mujer frente al parto.
  5. Las mujeres primíparas acuden con más frecuencia a las clases de preparación al parto, y reconocen su utilidad. Sin embargo, son las mujeres multíparas quienes más se benefician.
  6. Debemos poner en práctica la realización de un plan de parto, donde se recoge las preferencias de la mujer ante el parto.
  7. Debemos fomentar la psico-educación en todos los ámbitos, tanto en la madre gestante como en el padre y su entorno y así poder resolver sus miedos e inquietudes.

 
BIBLIOGRAFÍA
  1. Diaz Ma, Amato R, Chávez José G et al. Depresión y ansiedad en embarazadas. Salus [Internet]. 2013 [último acceso Noviembre 2016]; 17(2):32-40. Disponible en: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1316-71382013000200006
  2. Molina-Fernández I, Rubio-Rico L, Roca-Biosca A et al. Ansiedad y miedos de las gestantes ante el parto: La importancia de su detección. Revista Portuguesa de Enfermagem de Saúde Mental [Internet]. 2015 [citado 2016 Junio 07]; (13): 17-24. Disponible en: http://www.scielo.mec.pt/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1647-21602015000200003
  3. Enciclopedia salud. [Internet] [citado el 08 Junio 2016]. Disponible en: http://www.enciclopediasalud.com/definiciones/miedo
  4. Velho MB, Santos EKA, Brüggemann OM, Camargo BV. Experience with vaginal birth versus cesarean childbirth: integrative review of women's perceptions. Enferm.  [Internet]. 2012 [citado el 19 Marzo 2016]; 21(2): 458-466. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/tce/v21n2/en_a26v21n2.pdf
  5. H Rouhe, K Salmanela-Aro, E Halmesmäki et al. Fear of childbirth according to parity, gestational age, and obstetric history. BJOG [Internet]. 2009 [citado el 15 Marzo 2016]; 166 (1): 67-73. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.14710528.2008.02002.x/abstract;jsessionid=5993747C010C8DBC3475860ECAF45AC8.f03t01
  6. Biaggi A, Conroy S, Pawlby S et al. Identifying the women at risk of antenatal anxiety and depression: A systematic review. J Affect Disord. [Internet]. 2016 [citado el 15 Marzo 2016]; 191: 62 – 77. Disponible en: http://www.jad-journal.com/article/S0165-0327(15)30233-0/fulltext
  7. Marín Morales D, Bullones Rodríguez Mª A, Carmona Monge F J et al. Influencia de los factores psicológicos en el embarazo, parto y puerperio. Un estudio longitudinal. NURE Investigación [Internet]. 2008 [Último acceso Noviembre 2016]; (37). Disponible en: http://www.nureinvestigacion.es/OJS/index.php/nure/article/view/422/413
  8. Correia Luciana L, Linhares Maria Beatriz M. Maternal anxiety in the pre- and postnatal period: a literature review. Rev. Latino-Am. Enfermagem [Internet]. 2007 [citado 05 Diciembre 2016]; 15 (4): 677-683. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-11692007000400024
  9. Glover V. Maternal depression, anxiety and stress during pregnancy and child outcome; what needs to be done. [Abstract] Best Practice & Research Clinical Obstetrics & Gynaecology. [Internet] 2013 [citado 07 Diciembre 2016]; 28(1): 25-35. Disponible en: http://www.bestpracticeobgyn.com/article/S1521-6934(13)00132-6/pdf
  10. Hasan SS, Clavarino AM, Mamun AA et al. Anxiety symptoms and the risk of diabetes mellitus in Australian women: evidence from 21-year follow-up. Public health [Internet] 2016 [citado 07 Diciembre 2016]; 130: 21-28. Disponible en: http://www.bestpracticeobgyn.com/article/S1521-6934(13)00132-6/fulltext
  11. Pesonen A-K, Lahti M, Kuusinen T et al. Maternal Prenatal Positive Affect, Depressive and Anxiety Symptoms and Birth Outcomes: The PREDO Study. PLoS One. [Internet] 2016 [citado el 07 Diciembre 2016]; 11(2). Disponible en: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0150058
  12. Lara Ma, Navarrete L, Nieto L et al. Childhood abuse increases the risk of depressive and anxiety symptoms and history of suicidal behavior in Mexican pregnant women. Rev. Bras. Psiquiatr.  [Internet]. 2015 Sep [citado 14 Diciembre 2016]; 37(3): 203-210. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1516-44462015005041479&lng=en&nrm=iso&tlng=en
  13. Skouteris H, Wertheim EH, Ralis S et al. Depression and anxiety through pregnancy and the early postpartum: An examination of prospective relationships. [Abstract] J Affect Disord. [Internet] 2009 [citado el 14 Diciembre 2016]; 113 (3):303-308. Disponible en: http://www.jad-journal.com/article/S0165-0327(08)00240-1/fulltext
  14. Teixeira C, Figueiredo B, Conde A et al. Anxiety and depression during pregnancy in women and men. [Abstract] J Affect Disord. [Internet] 2009. [citado el 14 Diciembre 2016]; 119(1):142-148. Disponible en: http://www.jad-journal.com/article/S0165-0327(09)00105-0/pdf
  15. George A, Luz RF, De Tychey C et al. Anxiety symptoms and coping strategies in the perinatal period. BMC Pregnancy and Childbirth. [Internet] 2013. [citado el 12 Enero 2017]; 13 (1):233. Disponible en: https://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2393-13-233
  16. Alder J, Fink N, Bitzer J et al. Depression and anxiety during pregnancy: a risk factor for obstetric, fetal and neonatal outcome? A critical review of the literature. The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine. [Internet] 2007. [citado el 14 Enero 2017]; 20(3):189-209. Disponible en: http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/14767050701209560
  17. Waqas A, Raza N, Lodhi HW et al. Psychosocial factors of antenatal anxiety and depression in Pakistan: is social support a mediator?. PLoS One. [Internet] 2015. [citado el 14 Enero 2017]; 10(1). Disponible en: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0116510
  18. Rwakarema M, Premji SS, Nyanza EC et al. Antenatal depression is associated with pregnancy-related anxiety, partner relations, and wealth in women in Northern Tanzania: a cross-sectional study. BMC Women’s Health. [Internet] 2015. [citado el 08 Febrero 2017]; 15(1):68. Disponible en: https://bmcwomenshealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12905-015-0225-y
  19. Pilkington P, Milne L, Cairns K et al. Enhancing reciprocal partner support to prevent perinatal depression and anxiety: a Delphi consensus study. BMC Psychiatry. [internet] 2016. [citado el 09 Febrero 2017]; 16(1):23. Disponible en: https://bmcpsychiatry.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12888-016-0721-0
  20. Fenwick J, Toohill J, Gamble J et al. Effects of a midwife psycho-education intervention to reduce childbirth fear on women's birth outcomes and postpartum psychological wellbeing. BMC Pregnancy Childbirth. [Internet] 2015. [citado el 20 Febrero 2017]; 15(1):284. Disponible en: http://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12884-015-0721-y
  21. Størksen HT, Garthus-Niegel S, Adams SS et al. Fear of childbirth and elective caesarean section: a population-based study. BMC Pregnancy and Childbirth. [Internet] 2015. [citado el 20 Febrero 2017]; 15(1):221. Disponible en: http://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12884-015-0655-4
  22. Elvander C, Cnattingius S, Kjerulff KH. Birth experience in women with low, intermediate or high levels of fear: findings from the first baby study [Abstract].Wiley Online Library [Internet] 2013. [citado el 21 Febrero 2017]; 40(4):289-296. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/wol1/doi/10.1111/birt.12065/abstract
  23. Keedle H, Schmied V, Burns E et al. Women's reasons for, and experiences of choosing a homebirth following a caesarean section. BMC Pregnancy Childbirth. [Internet] 2015. [citado el 23 Febrero 2017]; 15(1):206. Disponible en: http://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12884-015-0639-4
  24. Toohill J, Fenwick J, Gamble J et al. Prevalence of childbirth fear in an Australian sample of pregnant women. BMC Pregnancy Childbirth. [Internet] 2014. [citado el 23 Febrero 2017]; 14(1):275. Disponible en: https://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2393-14-275
  25. Sydsjö G, Bladh M, Lilliecreutz C et al. Obstetric outcomes for nulliparous women who received routine individualized treatment for severe fear of childbirth - a retrospective case control study. BMC Pregnancy Childbirth. [Internet] 2014. [citado el 23 Febrero 2017]; 14(1):126. Disponible en: http://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2393-14-126
  26. Räisänen S, Lehto SM, Nielsen HS et al. Fear of childbirth in nulliparous and multiparous women: a population-based analysis of all singleton births in Finland in 1997-2010. BJOG. [Internet] 2014. [citado el 23 Febrero 2017]; 121(8): 965-970. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1471-0528.12599/full
  27. Adams SS, Eberhard-Gran M, Eskild A. Fear of childbirth and duration of labour: a study of 2206 women with intended vaginal delivery. BJOG. [Internet] 2012. [citado el 27 Febrero 2017]; 119(10):1238-46. Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1471-0528.2012.03433.x/full
  28. Loke AY, Davies L, Li S. Factors influencing the decision that women make on their mode of delivery: the Health Belief Model. BMC Health Services Research. [Internet] 2015 [citado el 27 Febrero 2016]; 15:274. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4506759/
  29. M, Abedian Z. Effect of role play education on primiparous women’s fear of natural delivery and their decision on the mode of delivery. Iran J Nurs Midwifery. [Internet]. 2015 [citado el 28 Febrero 2017]; 20(1):40-46. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4325412/
  30. Lobo A, Camorro L, Luque A et al. Validación de las versiones en español de la montgomery Anxiety Rating Scale para la evaluación de la depresión y de la ansiedad. Medicina clínica [Internet].  2002 [citado el 28 Febrero 2017]; 118(13): 493-499. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-medicina-clinica-2-articulo-validacion-las-versiones-espanol-montgomery-asberg-13029223
  31. Hamilton, M. The assessment of anxiety states by rating. British Journal Medical Psychiatry 1959; 32:50-55.
  32. Montón C, Pérez-Echevarría MJ, Campos R, et al. Escalas de ansiedad y depresión de Goldberg: una guía de entrevista eficaz para la detección del malestar psiquico. Aten Primaria 1993, 12.345-349.
  33. Salamanca Castro AB. El aeiou de la investigación en enfermería. Madrid: FUDEN; 2013.p. 163-171.
  34. Garthus-Niegel S, von Soest T, Knoph C et al. The influence of women's preferences and actual mode of delivery on post-traumatic stress symptoms following childbirth: a population-based, longitudinal study. BMC Pregnancy Childbirth [Internet] 2014 [citado el 12 Marzo 2017]; 14(1): 191. Disponible en: https://bmcpregnancychildbirth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2393-14-191


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Conocimientos y actitudes sobre la lactancia materna en los alumnos del Grado de Enfermería.
Nivel de conocimiento de la población española frente a las maniobras de RCP pediátrica y primeros auxilios.
Vivencias y calidad de vida de las personas ostomizadas.
Morbilidad materna postparto autodeclarada y su relación con el tipo de parto.
Cumplimentación del documento de salud de la embarazada como determinante de salud: una intervención desde la matrona.
Preeclampsia grave en primigesta. A propósito de un caso
  Últimas Noticias
Curso de preparación de la prueba objetiva para el acceso a la especialidad de Enfermería Comunitaria

Curso de preparación de la prueba objetiva para el acceso a la especialidad de Enfermería ComunitariaEl Colegio de Enfermería de Ciudad Real, a través del Equipo de Preparación de Oposiciones de Especialistas, (Equipo POE) ofrece a todos los colegiados la posibilidad de realizar el curso de preparación de la prueba objetiva para el acceso por la vía extraordinaria a la Especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria.
Jornada de enfermería quirúrgica el 17 de octubre en Valdepeñas

Jornada de enfermería quirúrgica el 17 de octubre en ValdepeñasEl próximo día 17 de octubre se celebrará en el salón de actos del hospital general de Valdepeñas la Jornada de Enfermería Quirúrgica organizada por el Colegio de Enfermería de Ciudad Real con la colaboración del SESCAM y la Asociación Española de Enfermería Quirúrgica. La inscripción es gratuita y las plazas son limitadas.
Carlos Tirado aplaude la creación de la dirección general de Cuidados y agradece al consejero de Sanidad su apuesta por las enfermeras

Carlos Tirado aplaude la creación de la dirección general de Cuidados y agradece al consejero de Sanidad su apuesta por las enfermeras



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS