Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
14 de diciembre de 2019
  Buscar
  Portada
Publicaciones Científicas
Revisión de problemas que afectan a la lactancia

Qué hacer con la lactancia materna en casos especiales

Se sabe desde siempre que la leche materna es la mejor fuente de nutrición para el recién nacido por su alto contenido en grasas, proteínas, vitaminas, carbohidratos y anticuerpos que le protegen frente a infecciones. Sin embargo existen situaciones especiales que impiden una lactancia materna eficaz.

Actualizado 24 agosto 2012
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter



Introducción

La leche materna ha sido definida como un fluido bioactivo, que permite a los niños así alimentados tener menor riesgo de contraer enfermedades infecciosas y presentar menor incidencia y severidad de éstas. La leche humana contiene una variedad de elementos inmunológicos que destruyen bacterias, virus y parásitos. Además de dar inmunidad pasiva al niño, acelera la maduración de sus órganos y sistema inmunológico.
La lactancia materna crea un vínculo especial entre la madre y su hijo, por ello se recomienda que el niño reciba leche materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida y que constituya parte importante de la alimentación hasta los dos años; pero se debe aconsejar la supresión de la misma  cuando sea estrictamente necesario y no haya alternativa posible, tanto para la madre como para el bebé. Cabe destacar que sólo unas pocas enfermedades la contraindican.
 
 
PROBLEMAS MATERNOS QUE DIFICULTAN LA LACTANCIA
Grietas en el pezón
Su principal causa es la mala posición de la boca del bebe.
► ¿Qué podemos hacer para evitarlo?: la prevención consiste en asegurarse de que el bebe tiene la mayor parte de la areola dentro de la boca.
Si las grietas ya estaban presentes se aconseja masajear el pezón después de cada toma con leche materna.
 
Mastitis
Es un tipo de infección en la mama que puede ser debida a un vaciamiento incorrecto, a grietas en el pezón o simplemente al estrés materno.
La mujer lo puede identificar como una simple gripe porque tiene unos síntomas muy parecidos (fiebre, dolor muscular…), la diferencia es que además se presenta dolor en el pecho y con frecuencia enrojecimiento.
Su complicación más frecuente es el “Absceso mamario” que se produce cuando la infección se trata de forma tardía; por eso se aconseja acudir a su médico de cabecera y poner tratamiento antibiótico.
► ¿Cómo podemos evitarlo?: en primer lugar seguir dando el pecho para evitar el acumulo de leche, además podemos lavar el pezón y la areola con agua sin usar jabones, no usar sostenes demasiado apretados pero sí que eleven el pecho para facilitar el drenaje linfático y vascular.
 
Pezón invertido
Este tipo de problema también se conoce como pezón plano o incluso retraido lo que dificulta la succión del bebe.
► ¿Qué podemos hacer?: se aconseja mantener el pezón erecto con un ligero masaje, y si esto no funciona, en el mercado existen unos aparatos de silicona que la madre puede utilizar durante el embarazo para intentar modelar el pezón; o bien usar unas pezoneras en los primeros momentos de la toma para facilitar la salida del pezón, aunque pasados unos minutos se aconseja retirarlas y seguir sin ellas.
 
Ingurgitación mamaria
Se caracteriza porque hay una congestión de los vasos sanguíneos de la mama, se suele producir entre el segundo y el cuarto día tras el parto, cuando la madre empieza a notar las mamas mucho más tensas, calientes y dolorosas.
Estas molestias se deben a que para la producción de la leche es necesario aumentar el flujo sanguíneo, por lo que las molestias siempre van a estar presentes, el problema aparece cuando el bebe no saca la leche y esta se va acumulando en los alvéolos mamarios, haciendo que estos se vayan distendiendo pudiendo llegar incluso a la rotura.
► ¿Cómo podemos prevenirlo?: se deben aumentar las tomas dejando que el niño mame a demanda, y si aun así las molestias persisten se aconseja vaciarlos manualmente. Además es muy importante que el bebe comience a mamar por el pecho contrario al que terminó.
 
Cesárea
La madre que desee dar el pecho tras una cesárea podrá hacerlo en igualdad de condiciones que la que haya dado a luz por vía vaginal, aunque debido a la intervención que se le ha practicado conllevará algunas particularidades.
Dependiendo del tipo de anestesia la madre podría estar lo suficientemente despierta a las dos horas de vida del niño como para ser capaz de darle el pecho. La mayoría de los anestésicos utilizados en esta intervención se metabolizan en la madre y sólo pasan en mínimas cantidades a la leche. Si se emplea una anestesia locoregional, la madre ya puede estar lista para iniciar la lactancia en cuanto se estabilicen las vías endovenosas. Si se requieren analgésicos conviene administrarlos a la madre justo después de la toma para que el pico máximo de concentración se alcance antes de la toma siguiente (son preferibles los fármacos de vida media corta)
 
Toxemia
La aparición de hipertensión y proteinuria en una mujer embarazada es un serio problema. Habrá que seguir un control y tratamiento adecuados para impedir las posibles complicaciones, como convulsiones, alteración renal, hemorragia cerebral, etc.
La lactancia materna puede verse dificultada en el postparto inmediato por diversas razones. La madre debe tener reposo absoluto y generalmente estará medicada con sedante y otros fármacos.
Si el bebé no es prematuro y su estado puede considerarse normal, la lactancia natural puede instaurarse en cuanto la madre esté controlada y su tratamiento con sedantes lo permita, por estar con cantidades bajas de fármacos.
Si por el contrario, a la madre se le están administrando determinadas medicaciones como diuréticos, alfametil-dopa, etc, es preferible, al igual que con las mujeres con hipertensión extraer la leche y desecharla, esperando unos días para recomendar la lactancia.
 
Trombosis venosa y tromboembolismo pulmonar
La trombosis venosa y el TEP son complicaciones serias del postparto que pueden poner en peligro la vida de la madre. Para diagnosticar a una paciente con estos problemas se precisa una gammagrafía, en cuanto al tratamiento anticoagulante conviene conocer que la warfarina precisará controles posteriores de coagulación en el bebe y tratar con vitamina K. En cuanto al resto sólo se recomienda desechar la leche durante las 6 u 8 horas posteriores a la gammagrafía.
 
 Infecciones bacterianas en la madre
En caso de faringitis, neumonías, infecciones cutáneas, etc, la madre debe recibir tratamiento antibacteriano y, una vez que se alcance el nivel terapéutico, el lactante podrá mamar tranquilamente de su madre. Es importante, en cualquier caso, la higiene materna sobre todo el lavado de manos.
 
Infecciones víricas en la madre
Con la rubeola, el citomegalovitus y el herpes simple no se contraindica la lactancia siempre que no haya lesiones en el pecho. Sin embargo con la varicela es necesario separar al niño de la madre si las lesiones han aparecido justo antes del parte o inmediatamente después del mismo
 
PROBLEMAS EN EL RECIEN NACIDO
Candidiasis oral
Es una infección provocada por un hongo llamado Cándida SPP. El niño tiene la boca y la lengua rosada con manchas blancas, además la madre lo puede percibir porque los pezones adquieren un color rosado y están dolorosos.
► ¿Qué podemos hacer en este caso?: se precisa de tratamiento local antifúngico tanto el niño como la madre.
 
Bebé prematuro
Se considera prematuro a aquellos neonatos cuyo peso es inferior a los 2.500 grs y su edad gestacional inferior a las 34 semanas.
El principal problema que nos encontramos en estos bebes es que su reflejo de succión está disminuido por lo que las madres encuentran muchas dificultades para mantener la lactancia, además a esto hay que sumarle la separación entre madre-hijo puesto que deben permanecer en la UCI neonatal.
Otro problema que se presenta con frecuencia es la incapacidad de absorción de gran parte de ácidos grasos insaturados y de lactosa. Esto es    debido a que su hígado está funcionalmente poco desarrollado lo que puede conllevar a la aparición de hipoglucemias e hiperbilirrubinemia.
Es imprescindible instruir a las madres sobre la importancia de iniciar la extracción de leche cuanto antes procurando que lo haga en un ambiente relajado y tranquilo (habitación limpia, con intimidad y amplia), así mismo es necesario instruirla sobre los distintos dispositivos manuales y eléctricos así como instrumentales adecuados de recogida, neveras y sistemas para identificación de las leches. Se puede además ofrecer material didáctico adecuado a las necesidades de la madre para resolver sus dudas.
 
Recién nacido dismaduro o CIR (Crecimiento intrauterino retrasado)
Son niños nacidos a término pero con bajo peso para su edad gestacional debido a una desnutrición intrauterina por malnutrición materna, tabaquismo, drogas, alcohol, etc.
Los CIR tienen el hígado inmaduro lo que provocará un aumento de bilirrubina. Además presentan hipocalcemia e hipoglucemia por lo que pueden tener un estado de nerviosismo, irritabilidad, termolabilidad y convulsiones. Esto puede dificultar la lactancia materna ya que el bebé tendrá problemas para la succión.
 Es por tanto muy importante hacer controles de glucemia para mantenerla dentro de los límites adecuados así como la administración precoz de leche materna evitando que el recién nacido tenga pérdidas de calor. 
En algunos casos estas medidas no son suficientes para controlar la hipoglucemia por lo que sería necesaria la administración de glucosa al 1 % por vía oral o parenteral dependiendo de la gravedad. La hipocalcemia se trataría administrando gluconato cálcico por exanguineo transfusión.
 
Recién nacido postmaduro
Aquellos neonatos nacidos a partir de las 42 semanas gestaciones independientemente de su peso.
La causa es la gestación prolongada que ocasiona un envejecimiento de la placenta disminuyendo el intercambio útero –placenta que da lugar a disminución de los niveles de nutrientes y oxígeno que provocan el aumento de glóbulos rojos que dará lugar a una hiperbilirrubinemia e inmadurez hepática.
Al igual que los recién nacidos dismaduros, los neonatos postmaduros presentan hipoglucemia que debe ser controlada por el profesional de enfermería haciendo controles periódicos de la glucosa, promoviendo la alimentación precoz y en situaciones más graves sería necesario la administración de glucosa al 1% oral o parenteral.
La hipocalcemia se debe controlar también administrando si fuera preciso gluconato cálcico.
 
¿Cómo es la lactancia materna en niños con síndrome de down?
Los niños con síndrome de Down o con otras cromosomopatías pueden presentar dificultades para lactar a consecuencia de problemas motores, flacidez muscular, dificultad de coordinación de la mandíbula con la cabeza, etc.
Además la madre debe ser capaz de coordinar bien sus movimientos para sostener, al mismo tiempo, mandíbula, cabeza y el cuerpo del niño.
Por ello se requiere una gran dosis de paciencia y tranquilidad por parte de sus madres.
Los objetivos iníciales en este caso para la pareja madre-hijo son adquirir confianza en el manejo del niño, adaptarse al problema del niño y afrontar el duelo normal de estas situaciones.
El nacimiento de un niño con una cromosomopatía o con cualquier defecto congénito importante, es un duro golpe para los padres, incluso para aquellos más fuertes. Si la madre desea dar el pecho se le tiene que ofrecer todo el estímulo y apoyo que necesite.
La lactancia materna (LM) en estos niños es esencial para la prevención de infecciones (a las que son propensos) y para aumentar el estímulo de contacto madre-hijo.
 
Sufrimiento fetal
El Sufrimiento Fetal Agudo (SFA) es una perturbación metabólica compleja debida a una disminución de los intercambios fetomaternos, de evolución relativamente rápida, que lleva a una alteración de la homeostasis fetal y que puede conducir a alteraciones tisulares irreparables o a la muerte fetal (1)
Dentro de las causas que pueden provocar SFA, tenemos aquellas que determinan una disminución del aporte de sangre al útero en cantidad y calidad, como es el caso de aquellas pacientes con preeclampsia, que produce disminución de la llegada de sangre al útero, pacientes diabéticas o hipertensas, como así también mujeres con anemia o problemas pulmonares que provocan falta de oxígeno en la sangre . Otra causa que puede determinar una reducción del flujo de sangre materna a la placenta es cuando la paciente se coloca en decúbito dorsal, por las modificaciones de posición y forma que sufre el útero en los últimos meses de embarazo y que durante la contracción pueden provocar la compresión de la aorta y/o las arterias ilíacas contra la columna vertebral (Efecto Poseiro).
Normalmente en estos niños la alimentación es por vía intravenosa, pero si la madre quiere ponerlo al pecho el calostro es mucho mejor tolerado por el niño.
Es importante enseñar a la madre posturas como “balón de Rugby” o “bailarina”, o bien aconsejarle que sujete al bebe con una pañoleta o mochila para así poder sujetarse el pecho y el mentón del bebe.
 
CONCLUSIÓN
El profesional sanitario tiene un papel fundamental en aquellas situaciones que dificultan la lactancia materna, porque es él quien debe aconsejar a la madre que la lactancia materna es la mejor fuente de alimentación para el recién nacido. Además es importante que el profesional de enfermería enseñe a la madre aquellas técnicas que ayuden a realizar una lactancia más eficaz.   



BIBLIOGRAFÍA
Aguayo Maldonado, J. La lactancia materna. Sevilla: Universidad de Sevilla,
2001.
• Cervera Ral P, Pi Martínez M. Alimentación del recién nacido y el lactante. En:
Ruiz González MD, Martínez Barellas MR, González Carrión P. Enfermería del niño y adolescente. Tomo I. Colección Enfermería S21. 2ª ed. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2009.
• Comité de lactancia materna de la AEP. Recomendaciones para la lactancia materna. Madrid: Ed. Medica Panamericana; 2008.
• Comité de lactancia materna de la AEP. La lactancia materna: guía para profesionales. Monografías N° 5. Madrid: Ergón; 2004.
• Lawrence RA, Lawrence RM. Lactancia materna. Una guía para la profesión médica. 6ª ed. Madrid: Elsevier; 2007.
• OMS. Pruebas científicas de los diez pasos hacia una feliz lactancia Natural.
Ginebra: WHO/CHD; 1998.
• Hernández Aguilar MT, Aguayo Maldonado J. La lactancia materna. Cómo promover y apoyar la lactancia materna en la práctica pediátrica. Recomendaciones del Comité de Lactancia de la AEP. An Pediatr 2005; 63:340-356.


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Publicaciones Científicas
Atención de enfermería ante la agresión sexual en adolescentes
Conocimientos de Enfermería en lactancia materna para la educación en salud de la mujer embarazada y el recién nacido
La incidencia de la diabetes en el riesgo cardiovascular
Factores desencadenantes del cese precoz de la lactancia materna
Tratamiento del dolor en oncología pediátrica
Actualización para la Enfermería en educación para la salud en la diabetes mellitus.
  Últimas Noticias
18 de diciembre, Asamblea general ordinaria

18 de diciembre, Asamblea general ordinariaEn cumplimiento del artículo 14, apdo. b) de los Estatutos del Colegio Oficial de Enfermería de Ciudad Real, se convoca a todos los colegiados a la Asamblea General Ordinaria que se celebrará el miércoles 18 de diciembre de 2019 a las 17,30 horas en primera convocatoria y 18,00 horas en segunda en el salón de actos de la Sede Colegial de Ciudad Real.
La dirección del complejo Pérez Mateos de Alicante presenta en Ciudad Real su amplia oferta de servicios

La dirección del complejo Pérez Mateos de Alicante presenta en Ciudad Real su amplia oferta de serviciosLa dirección del Complejo Residencial Doctor Pérez Mateos ubicado en San Juan Alicante se trasladó el pasado jueves, día 28 de noviembre, hasta el Colegio de Enfermeria de Ciudad Real para llevar a cabo un evento de presentación del viaje que han preparado para la primera semana de mayo de 2020 y al que pueden apuntarse colegiados y mutualistas de PSN con un precio excepcional.
Gema Granados: del corazón al papel, sin intermediarios

Gema Granados: del corazón al papel, sin intermediariosUn día sintió la necesidad imperiosa de abrir su alma de par en par y ventilar, soltar sus preocupaciones, sus miedos, todo lo que pesaba y no valía, y atesorar todo lo bueno: el amor, la alegría, la fuerza, el cariño, la gente de verdad. En un mundo de mentiras, de injusticias, de hacernos zancadillas, de miradas de rabillo de ojo y cuchicheos a la espalda, estamos necesitados de verdad. Gema Granados cuenta la suya a corazón abierto, a manos llenas...



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS